Notable recuperación del sistema de salud en la capital

Report
from Government of Cuba
Published on 14 Sep 2017 View Original

La Habana, 14 sep (ACN) Luego del paso del potente huracán Irma que afectó a casi toda Cuba, la mayoría de los hospitales de la capital ya posee energía eléctrica, informó el doctor Reynol García Moreiro, director de Salud Pública en La Habana.

En conversación con periodistas que recorrieron el clínico quirúrgico docente Salvador Allende, el directivo explicó que esas instituciones en el territorio están conectadas al sistema eléctrico nacional, y sólo el dos por ciento se mantiene funcionando con los grupos electrógenos.

Precisó García Moreiro que en La Habana hay 30 hospitales, más de dos mil consultorios del médico y enfermera de la familia, 82 policlínicos, y 340 farmacias, entre otras instalaciones.

Afirmó que el Estado cubano cuenta con los recursos necesarios para llevar a cabo la recuperación, luego del paso de Irma que azotó la última semana a la Mayor de las Antillas.

El hospital clínico quirúrgico docente Salvador Allende, en la capital, seriamente dañado por la caída de árboles y problemas de electricidad, restableció ese servicio como parte de las acciones de recuperación.

Al respecto, la doctora Mery Torres La Hera, subdirectora allí de Asistencia Médica, explicó que solo faltaba la sala de hemodiálisis, la cual durante y después del huracán continuó brindando atención a los pacientes con los grupos electrógenos.

En un recorrido de la prensa nacional especializada por esa institución, Torres La Hera precisó a la ACN que poseen 23 riñones artificiales y actualmente un centenar de personas con insuficiencia renal crónica reciben en días alternos ese vital servicio.

El “Salvador Allende” dispone de 432 camas y en el momento del paso del huracán Irma, se encontraban 154 pacientes ingresados, de ellos seis en terapia intensiva, quienes recibieron el cuidado esmerado del personal médico y paramédico, subrayó la subdirectora.

Actualmente allí se acometen las labores de recuperación –explicó Torres de La Hera-, quien reconoció la premura de entidades estatales movilizadas y el apoyo de su colectivo para revertir los daños en el menor tiempo posible y garantizar la atención asistencial.

Según declaró el ingeniero Jorge Omar Pordieguez, director de Inversiones, Mantenimiento y Sistemas Ingenieros del Ministerio de Salud Pública, las principales afectaciones reportadas en el país, en ese sector, corresponden a techos, cubiertas ligeras, derrumbes de cercas perimetrales, cristalerías, ventanas y daños por inundaciones costeras.

Entre las instituciones que fueron dañadas por el meteoro en la capital se encuentran los hospitales Hermanos Ameijeiras y el Salvador Allende y el ginecobstétrico América Arias, explicó Pordieguez.