Huracán Sandy causa daños en Estados Unidos mientras el Caribe continúa la evaluación de necesidades

Report
from Pan American Health Organization
Published on 02 Nov 2012 View Original

De acuerdo a fuentes no oficiales, más de 80 personas han muerto como consecuencia del paso del huracán Sandy en la Costa Este de los Estados Unidos. Los mayores daños del huracán se han concentrado en Nueva York, Long Island y el sur de Nueva Jersey, aunque también ha causado inundaciones y cortes de luz en Connecticut, Massachussets, Rhode Island, Pensilvania, Delaware, Virginia, Maryland, Carolina del Norte y en la ciudad de Washington.

En el Caribe la tormenta afectó a más de cinco países, entre ellos Cuba, Jamaica, Haití y Bahamas que continúan realizando la evaluación de daños y necesidades post-desastre. El huracán Sandy ha causado un total de 68 muertes en esta región y varias personas desaparecidas y se reportan más de 4.5 millones de personas afectadas, tanto directa como indirectamente.

Afectación en salud en el Caribe (información actualizada el 30 de octubre de 2012)

En cuanto a la situación en el sector salud, éste es el resumen por país:

En Jamaica se han reportado daños en los techos de varios hospitales y centros de salud. Sin embargo, la mayoría de éstos se produjeron en áreas administrativas y de cocina de las instalaciones. Hay algunos problemas con el acceso, pero todos los hospitales están funcionando, algunos utilizando generadores eléctricos y depósitos de agua.

Muchos centros de atención primaria de salud permanecen cerrados. Varias carreteras permanecen bloqueadas, lo que podría impedir el acceso a algunos servicios de salud. Hay 136 refugios abiertos y 1,900 personas evacuadas. La Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS) ha movilizado a un experto en dengue y a otro en gestión de desastres.

En Haití se han reportado 54 personas muertas, 20 heridas y 20 desaparecidas.12,947 personas han sido evacuadas a 102 refugios en todo el país y 18,000 familias se han visto afectadas. Las fuertes lluvias e inundaciones han provocado daños en las principales vías, carreteras y puentes.

Se reporta un incremento en el número de alertas de cólera, especialmente en el sur, sureste, bajo Artibonite, Ouest, principalmente en las áreas metropolitanas de varios campamentos de desplazados internos y zonas de difícil acceso. Algunos Centros de Tratamiento de Cólera (CTC) se han visto afectados por los fuertes vientos e inundaciones. El CTC de Baradères ha quedado destruido. Diferentes ONG, la OPS/OMS y el Ministerio de Salud están colaborando en el manejo de casos en el área.

La mayor preocupación está relacionada con el acceso a los servicios de salud y con el reemplazo de suministros.

En Cuba se reportan 11 muertos, 9 en Santiago de Cuba y 2 en Guantánamo. Varios hospitales se han visto afectados en todas las provincias, así como 375 centros de salud. Dos hospitales han sufrido graves daños: el Hospital General Docente en Mayarí y el Hospital General Docente en Banes, en la provincia Holguín. Aunque todos los hospitales reportan algún tipo de daño, todos indican que continúan funcionando.

Más de 820,000 personas (sólo en las provincias de Santiago y Holguín) carecen de suministro de agua corriente hasta el momento.

Cuba tiene capacidad de respuesta en salud pública y vigilancia de enfermedades, pero se está monitoreando la situación por si fuera necesario algún tipo de apoyo.

En Bahamas se han reportado dos muertes. Las zonas más afectadas son Grand Bahamas, algunas de las Islas del Sur (Cat Island, Rum Cay, Long Island) y Abaco (particularmente Treasure Cay) donde hay una gran cantidad de poblaciones vulnerables.

En cuanto a las instalaciones de salud, se han producido inundaciones y daños en los techos de varias clínicas de salud en diferentes puntos. Las comunidades haitianas migrantes se han visto severamente afectadas por problemas relacionados con la higiene y el saneamiento. Los equipos de evaluación del Ministerio de Salud se encuentran analizando el alcance de estos problemas en áreas clave como Abaco.