Cuba

Cuba - Tornado y Tormenta Local de Gran Intensidad, Reporte de Situación No.04 de la Oficina de la Coordinadora Residente (4 de febrero, 2019) [ES/EN]

Format
Situation Report
Source
Posted
Originally published
Origin
View original

Attachments

Resumen

  • El número de viviendas dañadas se eleva a más de 3,500. La cifra puede aumentar en la medida en que avance la evaluación del impacto del tornado.

  • Reportes preliminares indican severas afectaciones para la economía nacional por el impacto del tornado en zonas de alta concentración industrial.

  • La Refinería Ñico López y la Empresa Integral de Servicios Automotores (CEISA) entre las entidades con fuertes daños.

  • El Presidente Cuba Miguel Díaz-Canel Bermúdez llamó a priorizar la respuesta a las necesidades de la población damnificada, agilizar las soluciones y canalizar la ayuda lo más rápido posible.

  • El Consejo de Defensa Provincial creó un Centro de Donativos para la recepción de ayuda en bienes materiales para la población damnificada, proveniente de personas naturales y jurídicas.

  • Ministerio de Salud Pública informa del fallecimiento de dos de las 13 personas que permanecían en estado grave de 195 lesionadas. Ascienden a seis las personas fallecidas a causa del tornado del 27 de enero.

Visión General de la Situación

La apreciación del desastre provocado por el tornado que afectó varios municipios de la capital de Cuba ha ido aumentando con el paso de los días entre la población habanera, que ha empezado a referirse al severo evento climatológico como “El Tornado del Siglo”.

Aún está por definir la cifra de cuántas familias quedaron sin vivienda o con su domicilio severamente dañado. Los datos iniciales de viviendas afectadas pasó de 1,901 a 3,513, un registro que debe seguir creciendo en la medida en que las personas acudan a las Oficinas de Trámites abiertas a nivel comunitario, se verifiquen y evalúen los daños. Se han protegido 4,783 en casas de familiares y amigos y 164 en instalaciones del Estado.

El presidente del Instituto de Recursos Hidráulicos (INRH), el ingeniero Antonio Rodríguez Rodríguez, informó que el bombeo de agua a las zonas afectadas ya ha sido reestablecido y estimó en más de 350,000 las personas que carecieron del servicio tras el paso del tornado. La empresa Aguas de La Habana mantiene la entrega de agua por carros cisternas para aquellas personas que sufrieron averías en las redes interiores de sus casas o perdieron sus tanques de almacenamiento del líquido.

Trabajadores de los sectores eléctricos y de las comunicaciones laboraron todo el fin de semana pasado para garantizar el restablecimiento de estos servicios vitales a la población. Mientras la electricidad ha sido reestablecida en casi su totalidad, la restauración de la telefonía se encuentra al 65% y enfrenta situaciones complejas en la zona aledaña al hospital materno Hijas de Galicia.

A una semana del desastre, los medios de comunicación empiezan a reportar además sobre los severos impactos en la industria habanera. Entre los enclaves económicos dañados se encuentra la Refinería Ñico López, la Empresa Integral de Servicios Automotores (CEISA) y la Empresa Comercializadora y Conformadora de Carpintería Metálica y PVC (Gepalsi). También se evalúan las afectaciones en el valle de Berroa, municipio Habana del Este, zona industrial especializada en logística y comercio que cuenta con más de 230 almacenes y 36 centros industriales y de servicios económicos.

El Centro de Donativos abierto por el Consejo de Defensa Provincial en la Ciudad Escolar Libertad está recibiendo entre 20 y 30 donaciones materiales diarias procedentes de instituciones del Estado, organizaciones y personas a título personal. Entre los donativos se encuentran 515 cajas de arroz condimentado entregadas por la Iglesia Católica, 80 televisores y decenas de colchones aportados por la empresa Palco y otros bienes como ropa y calzado, alimentos enlatados o sellados, bebidas embotelladas, efectos electrodomésticos, juguetes y otros bienes duraderos.

Los medios de comunicación nacionales dan cuenta de innumerables iniciativas ciudadanas en las zonas de desastre. La solidaridad se manifiesta en las redes sociales con el hashtag #FuerzaHabana.