Cuba

Cuba - Tornado y Tormenta Local de gran intensidad, Reporte de Situación No. 05 de la Oficina de la Coordinadora Residente (7 de febrero, 2019) [ES/EN]

Format
Situation Report
Source
Posted
Originally published
Origin
View original

Attachments

Este reporte ha sido elaborado desde la Oficina de la Coordinadora Residente del Sistema de Naciones Unidas en Cuba. Cubre el período de las 14.00 horas del 4 de febrero a las 12:00 del 7 de febrero (hora local).

Resumen

  • Se confirma que la población de cinco municipios sufrió el impacto del tornado que recorrió 20 kilómetros de La Habana el 27 de enero, con vientos de 300 kilómetros por hora.
  • Afectados los municipios de Cerro, 10 de octubre, Guanabacoa, Regla y Habana del Este, con 532.000 habitantes. Daños reportados también en municipio de San Miguel del Padrón.
  • El Presidente de Cuba e integrantes del Consejo de Ministros comparecieron el miércoles 6 en la televisión nacional para brindar información sobre los daños provocados por el tornado el proceso de recuperación.
  • Protegidas 9,916 personas en 16 centros de protección y casas de familiares y amigos. 18 personas permanecen ingresadas, 5 de ellas en estado grave.
  • 19 instalaciones de salud y 78 centros del sector educacional severamente dañados. Importantes afectaciones en la industria alimenticia y en las redes hidráulicas y sanitarias. Más de 200.000 metros cúbicos de escombros recogidos y 1,600 árboles caídos.
  • Colosales esfuerzos desplegados en la capital de Cuba para garantizar en una semana la recuperación de los servicios básicos de agua, electricidad y comunicaciones a la población.

Visión General de la Situación

Instituciones, empresas públicas, organizaciones de la sociedad civil, proyectos socio-culturales, iglesias, grupos de artistas y deportistas, estudiantes universitarios, trabajadores por cuenta propia y cientos de personas se acercan diariamente a las zonas devastadas para brindar su solidaridad en las más diversas maneras: apoyar en la limpieza y recogida de escombros, poner ladrillos para levantar una pared, entregar una donación o improvisar un escenario para una presentación artística.
Profesores y estudiantes de la Facultad de Psicología de la Universidad de La Habana realizan acompañamiento profesional a quienes lo perdieron todo o, sin llegar a ese extremo, sufrieron el trauma de un tornado de gran intensidad para el cuál fue imposible prepararse con antelación. La atención médica, el apoyo psicológico y el aporte de brigadas artísticas también llegan a 16 centros de protección donde personas que perdieron sus casas tienen garantizado alojamiento y alimentación.
Siguiendo la experiencia de situaciones de emergencia anteriores, se buscan alternativas para garantizar la continuidad del curso escolar. Un total de 11 instalaciones, entre escuelas y círculos infantiles, han sido reubicadas por la intensidad del impacto. A los daños estructurales se suman otros más difíciles de cuantificar como son las pérdidas en material escolar.
Salud Pública, por su parte, prioriza la restitución de los servicios afectados y llama a extremar las medidas de higiene y vigilancia epidemiológica. La atención a la población se ha mantenido en todas las zonas devastadas y en los municipios afectados, pero en muchos casos en instalaciones y servicios que también han sufrido daños. Se trabaja intensamente en la recuperación del Hospital Materno “Hijas de Galicia”, que con una capacidad de 286 camas atiende pacientes de 6 municipios de la capital de Cuba.
En la medida en que se han ido restableciendo los servicios básicos a la población, como la electricidad, la telefonía y el agua, el impacto en el sector habitacional se mantiene como un importante desafío.
Más de 201,500 consumidores quedaron sin servicio eléctrico; 12,600 servicios telefónicos, la telefonía móvil y 23 zonas de conexión wifi fueron afectados y se reportan severos daños en las redes hidraúlicas y sanitarias intradomiciliarias. El tornado golpeó también duramente al sector productivo, incluidas varias industrias y almacenes.
Hasta la fecha se han logrado registrar 5,334 viviendas afectadas y la cifra puede crecer en los próximos días. La demanda aumenta en las Oficinas de Trámite abiertas a nivel local para registrar los daños caso por caso, evaluarlos y definir los materiales de construcción u otros productos como tanques de agua que se le venden a cada familia damnificada a precios subsidiados, con condiciones de pago flexibles y créditos de hasta 15 años.
Como parte del proceso de respuesta urgente a las personas damnificadas por la pérdida de su vivienda, se conoció que la Universidad de La Habana entregó una residencia estudiantil con 70 apartamentos de tres, dos y una habitación.