Cuba

Cuba: Heroísmo en la labor de recuperación en Tercer Frente

Source
Posted
Originally published
Por César López Gil

Tercer Frente, 13 jul (AIN) Los esfuerzos recuperativos tras el paso del huracán Dennis en la economía, los servicios y la propiedad personal son intensos en este municipio santiaguero de la Sierra Maestra, donde llega ya la ayuda material de la nación.

El huracán Dennis dejó sólo destrucción a su paso por estas históricas serranías, el territorio donde viven unas 40 mil personas es hoy tierra asolada, pero su población despliega heroísmo y trabajo para volver a la normalidad y restañar los daños dejados por el meteoro.

Cuando a=FAn se contabilizan las viviendas destruidas por la furia del viento, de las aguas, los deslizamientos de tierra, así como avalanchas de rocas y árboles destrozados, es un hecho relevante el inicio de la construcción de las nuevas casas de los afectados.

Las labores para las primeras 15 viviendas de los damnificados comenzaron en Cruce de los Baños, poblado cabecera de este territorio que se localiza en la vertiente noreste de la Sierra Maestra y donde en 1958 operó el Tercer Frente Oriental Mario Muñoz Monroy bajo las órdenes del Comandante Juan Almeida.

Ya recibieron las primeras cinco mil tejas de fibrocemento, y a 70 se les han devuelto sus techos, mientras llegan unos 10 mil bloques para las nuevas edificaciones.

De todas formas, el esfuerzo material deberá ser gigantesco, pues preliminarmente hay reportadas dos mil 130 viviendas con perjuicios, de las que más de 400 están totalmente destruidas.

Cuando se materialicen los programas constructivos, 150 de las nuevas casas se levantarán lejos de los lugares en se encontraban en los márgenes de los ríos o cercanos a los arroyos, de donde fueron arrasadas.

Directivos del Partido, Gobierno y entidades estatales precisan detalles para acometer estos proyectos, sobre la base de reordenar fuerza laboral, sistemas de pago y otros aspectos para que los propios pobladoras sean quienes reconstruyan sus viviendas.

La electricidad se restableció en el poblado cabecera y se trabaja para lograrlo en Filé y Matías, los otros dos asentamientos más poblados del municipio, pero para normalizar el servicio habrá que esperar por lo menos un par de semanas, dada la cuantía de las averías.

Allí fueron derribados 150 postes, 80 crucetas se dañaron con todos sus accesorios y decenas de kilómetros de tendido cayeron, a lo que se une lo intrincado de la zona y que varios Consejos Populares permanecen incomunicados.

Los viales fue otra infraestructura duramente golpeada, más de 350 kilómetros de caminos fueron arrasados, y el puente sobre el río Mogote lo arrastró las aguas, toda una estructura de 100 metros de largo que se levantaba a más de 20 metros del cauce.

Un baden que bordea las montañas da paso por esa zona, donde se unen Cruce y Dos Palmas, y se espera que brigadas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, el Ministerio del Azúcar y otras entidades cooperen en la reparación de vías.

El sector cafetalero, el principal en esta serranía, recibió un impacto demoledor y se calcula que las más de 700 caballerías de ese cultivo están dañadas, la capa vegetal erosionada, los árboles de los cafetales están en el suelo y las plantaciones quemadas por el viento.

Habrá que sentar nuevas bases para el desarrollo de ese cultivo, al igual que de varios de los programas forestales, pues según estimados conservadores más de 300 mil árboles fueron derribados por los vientos.

Los sistemas de acueductos y alcantarillados están colapsados, pero el agua está llegando a la población mediante camiones pipas y la colocación de tanques gigantes de fibrocemento para uso colectivo en los barrios.

En las comunicaciones también se trabaja, sólo Cruce tiene líneas telefónicas, pero por medio de la vía satelital se llegará a otros poblados hasta tanto se pueda restablecer esa infraestructura.

Aún permanecen evacuadas más de mil 200 personas, las que reciben una importante ayuda del Estado, mientras se hacen gestiones para resolver la situación de las más de 100 familias que lo perdieron todo a causa de las inundaciones.

Bajo miles de metros cúbicos de escombros y desechos, y en un panorama de destrozos y dramatismo, los signos son de esperanza para esta población de curtidos montañeses, pues dllos saben que la Revolución no deja a nadie desamparado.

Símbolo de ello es que "Dennis" dañó 34 escuelas, de estas siete primarias destruidas totalmente, sin embargo la proyección y los trabajos ya se encaminan para que cuando se inicie septiembre los niños tendrán su aula, su televisor Panda y su video para recibir los conocimientos educacionales requeridos.