Costa Rica

Visión de CNE fue "no dejar a nadie atrás"

Format
News and Press Release
Source
Posted
Originally published
Origin
View original
  • Se estima un monto cercano a los mil millones de dólares en infraestructura y producción dañadas por desastres de origen natural durante el presente periodo administrativo.

San José, 30 de abril de 2018.La Comisión Nacional de Prevención de Riesgo y Atención de Emergencias realizó el informe de sus gestiones realizadas del periodo 2014-2018 en un acto donde se conmemoró también la labor de funcionarios del Benemérito Cuerpo de Bomberos, la Benemérita Cruz Roja Costarricense, Organizaciones no gubernamentales, representantes de los Comités Comunitarios de Emergencias y funcionarios de la CNE entre otros.

La administración se enfocó en minimizar el riesgo de desastres; 400 comunidades fueron fortalecidas en el ámbito de la organización y asesoría en materia de gestión de riesgos de desastres gracias a estrategias conjuntas con aliados como JICA de la cooperación japonesa, USAID/OFDA, UNESCO, la Cruz Roja, y organizaciones no gubernamentales como La Pastoral Social Caritas y Visión Mundial, contando con la cooperación de instancias académicas como la Universidad Nacional y la Universidad Técnica Nacional.

Otro aporte fueron las obras que se contemplaron a favor de pueblos indígenas, en total fueron más de 2 mil millones de colones en proyectos de infraestructura para los territorios indígenas de Talamanca, Coto Brus, Matina y Buenos Aires.

La CNE junto con el Sistema Nacional de Gestión de Riesgo, dio atención a cerca de 30 mil migrantes que han ingresado a nuestro país desde finales del año 2015. Las acciones fueron fundamentales en la sostenibilidad operativa y la coordinación con todas las instituciones estatales, gobiernos locales, sociedad civil, empresa privada y cientos de voluntarios que colaboraron en este operativo humanitario.

Por otro lado, esta administración tuvo como reto enfrentarse al primer huracán que golpeó de manera directa y dejando una profunda destrucción como lo fue el huracán Otto y un año después la visita de la Tormenta Tropical Nate que fue aún más agresiva.

La Junta directiva de la CNE aprobó 90 proyectos con gobiernos locales e instituciones como el ICE, MOPT, A y A y MAG para la reconstrucción de obras por estos incidentes hidrometeorológicos.

Además, la inversión de más de 100 mil millones de colones en labores de asistencia humanitaria y el financiamiento de proyectos permitieron la reactivación de los procesos sociales y económicos interrumpidos por los desastres.

Otro aporte importante, fue el giro por 4 mil 600 millones de colones para el apoyo del OVSICORI, RSN y el IMN, con lo cual se avanzó de manera importante en la ampliación de la red de sismógrafos y acelógrafos, se mejoró la capacidad de monitoreo de gases y la red de estaciones meteorológicas del país.

Asimismo la CNE tuvo cuatro logros importantes por su impacto al funcionamiento del país:

  1. La incorporación de la gestión del riesgo como eje transversal de los procesos de desarrollo que convirtió a Costa Rica en el primer país del mundo en implementar el Marco de Acción de Sendai como la Política Nacional de Adaptación al Cambio Climático.

  2. La incorporación del concepto del Bienestar Animal en las dinámicas de la gestión del riesgo.

  3. El fortalecimiento de los equipos especializados en la atención de desastres, en quienes la junta directiva de la CNE acordó dotar de cien millones de colones anuales en los próximos cinco años.

  4. El acercamiento desde la CNE con importantes Agencias Federales del Gobierno de los Estados Unidos, como la NASA y la NOAA, que permitió fortificar los vínculos con instituciones científicas.

Otra de las fortalezas de esta administración fue el acercamiento con los gobiernos locales por medio de una labor de asesoramiento técnico en aspectos preventivos y operativos fue constante y esto tuvo mucha relevancia en la atención de las distintas emergencias.

Para el Dr. Iván Brenes, Presidente de la CNE, uno de los ejes centrales que caracterizó esta administración, fue la transparencia en el manejo administrativo y del recurso del Fondo Nacional de Emergencias.

“Se agradece además, la labor conjunta de instituciones públicas, gobiernos locales, sociedad civil y organismos no gubernamentales que trabajaron con una institución que quiso dar un enfoque humanitario en las labores generadas desde la CNE”, concluyó Brenes.