Simulación evidenció estructura fortalecida y oportunidades de mejora

Report
from Government of Costa Rica
Published on 20 Mar 2013 View Original

20 de marzo del 2013. La evaluación de la simulación de Tsunami en el que participó Costa Rica junto con otras 31 naciones de Centro América, Norte y el Caribe mostró una estructura operativa y científica bien consolidada, pero también oportunidades para mejorar.

El ejercicio se originó con la activación de un terremoto con una magnitud de 8,5, ocurrido a 57 millas al norte de Oranjestad, Curacao, en el Mar Caribe y reportado por el Pacífic Tsunami Warning Center (PTWC), que amenazó a todas las costas de Centro América, Golfo de México, Estados Unidos, Canadá y las islas del Caribe.

El evento permitió que el país ejercitara la estructura operativa distribuida a lo largo de la provincia de Limón que se ha venido capacitando para responder a diferentes tipos de emergencia; así como la activación de un Sistema Nacional de Gestión del Riesgo que atiende diferentes aspectos de la emergencia: evacuación, comunicaciones, atención médica, aspectos técnico-científicos, etc.

Además, en cada cantón se evidenció una sólida estructura de coordinación del Comité Municipal de Emergencias coordinado por su alcalde y que lo conforman varias instituciones de primera respuesta, como la Cruz Roja, Cuerpo de Bomberos, Ministerio de Obras Públicas, Salud y Fuerza Pública entre otros.

Fue una oportunidad para repasar los mecanismos de alerta establecidos para activar a la población y utilizar las rutas de evacuación ya definidas hacia los sitios seguros.

El asesoramiento científico representa otra fortaleza del Sistema Nacional de Gestión del Riesgo para responder a este tipo de eventos. Un Comité Asesor Técnico Marino Costero con científicos de gran reputación permite el consejo oportuno y técnico que ayuda a las autoridades nacionales a tomar las mejores medidas para la respuesta.

Los participantes indicaron que el ejercicio evidenció algunos aspectos que deben mejorar como son los mecanismos y herramientas para tener modelajes más cercanos a la realidad y definir con más claridad las características de la ola que nos amenaza: altura, velocidad, afectación, etc.

La actividad fue organizada por el Grupo Intergubernamental de Coordinación del Sistema de Alerta y otras Amenazas Costeras para el Caribe y Regiones Adyacentes (ICG/CARIBE-EWS) y Comisión Oceanográfica Intergubernamental (COI) de la Organización de las Naciones Unidas, el Servicio Meteorológico Nacional de los Estados Unidos (NWS) y el Programa Nacional de Mitigación de Riesgo de Tsunamis (NTHMP).