Costa Rica

Costa Rica: Temporal dejó aislados pueblos más cercanos a la isla Calero

Format
News and Press Release
Source
Posted
Originally published
RÍO SAN JUAN DESTRUYÓ 23 KM DE VÍA

32 familias temen por su seguridad ante una eventual emergencia

Destruidos tres puentes y 10 pasos de alcantarilla en vía con dos años de uso

ARLOS HERNÁNDEZ P. CORRESPONSAL GN 08:52 A.M. 10/12/2010

Fátima, Sarapiquí. El Jobo y Delta Costa Rica, las poblaciones ticas más cercanas a isla Calero -invadida por Nicaragua-, quedaron aisladas por tierra desde el fin de semana pasado, cuando las lluvias causaron el desbordamiento del río San Juan.

En ambas localidades las 32 familias que las habitan temen por su seguridad ante una emergencia, pues solo les queda salir por lancha hacia Barra del Colorado en Limón o a la boca del Sarapiquí, Heredia.

Los vecinos deben navegar por el río San Juan, en el cual es prohibido pasar en alguna embarcación entre las 5 p. m. a las 6 a. m., por disposición de las autoridades nicaraguenses.

El San Juan se desbordó unos 200 metros y a su paso dañó 23 km de una trocha paralela al cauce, que une las localidades de Delta Costa Rica con La Aldea, ambos en el distrito Llanuras del Gaspar de Sarapiquí.

Ese camino lo habían abierto hace dos años los vecinos y el año anterior con apoyo del Ministerio de Trabajo, construyeron los pasos de alcantarilla.

Consecuencias. Según los lugareños, el desbordamiento del río San Juan destruyó tres puentes y 10 pasos de alcantarillas.

Olga Retana y José Morales, vecinos de Delta Costa Rica, urgieron al Gobierno para que reparen el camino. Argumentaron que la tensa situación que vive el país por el conflicto con isla Calero los tiene en zozobra.

Alegaron también que se quedaron sin acceso por auto y ahora tienen dificultades para conseguir alimentos, sacar los productos agrícolas, el ganado y hasta conseguir gasolina para lanchas.

El daño en la calle también afecta a otras 80 familias de Fátima, San Antonio y La Tigra.

Las consecuencias del desbordamiento del río San Juan todavía se puede observar en negocios, en los repastos y hasta en el puesto de Salud de Fátima, los cuales quedaron llenos de arena.

Marcos Corella, del Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa), manifestó que ganaderos afincados en la región aledaña al San Juan informaron sobre la pérdida de 36 cabezas de ganado, que murieron ahogadas por la llena.

Los funcionarios de la entidad, que están realizando un censo, enfrentan problemas de acceso por los daños en los caminos y han tenido que usar caballos para llegar a las diversas fincas.

Octavio Reyes, otro vecino de Delta Costa Rica, dijo que optó por sacar el ganado de su finca porque los repastos son lodazales.

Asimismo, mencionó que en esta época es factible que siga lloviendo (el jueves y el viernes cayeron aguaceros) y que un nuevo desbordamiento del San Juan pueda arrastrar más animales.

Los oficiales de la Fuerza Pública Johnny Alfaro y Francis Corrales, que el jueves realizaban un recorrido de rutina entre La Aldea y Fátima, tuvieron problemas para pasar en motocicleta y en ocasiones debieron hacerlo a pie. Colaboró Carlos Arguedas C.