Costa Rica

CNE-Bosai II y comités comunales de emergencias buscan reducir el riesgo

Format
News and Press Release
Source
Posted
Originally published
Origin
View original

Modelo BOSAI se basa en reducción local del riesgo solidaria y participativa

- La CNE es el ente facilitador del proyecto.

La Comisión Nacional de Emergencias (CNE) se reunió con distintos Comités Comunitarios de Emergencias (CCE) del cantón de Alajuelita a inicios del mes de noviembre, con el fin de realimentarse en el tema de manejo de Riesgo y del impacto positivo que han tenido las comunidades gracias al Proyecto BOSAI II.

En la actividad estuvieron presentes representantes de la C.C.S.S., el INA, la Defensoría de los Habitantes, así como miembros de la Junta de Salud y el Alcalde Municipal.

A los CCE se les solicitó contar con el plan de trabajo 2018 para articularlo junto con la CNE y desarrollar una labor preventiva y eficaz de acción.

Los CME que estuvieron en la actividad presentaron los principales problemas de cada zona y las acciones que se desarrollaron o se están desarrollando para atacar sus distintas problemáticas; estos CME corresponden a:

  • CCE García Monge.

  • CCE Calle Mastate.

  • CCE Alajuelita Centro, y

  • CCE El Llano.

Cada uno de estos Comités poseen lideres BONSAI nivel A que cuentas con más de 60 horas de capacitación continua.

Según Douglas Salgado del departamento de Investigación y Análisis de Riesgo, el trabajo de los CCE deben ser en conjunto con la CNE; “sin ellos la labor se hace realmente dificil” concluyó.

En el periodo de septiembre 2016 a noviembre 2017 se desarrollaron talleres comunitarios en temas relevantes para la población tales como: Talleres de inundación, talleres temáticos, giras de campo para evaluar las vulnerabilidades, exposiciones de resultados, entre otros.

Proyecto BOSAI-II, una ayuda de Oriente

El vocablo BOSAI en Japonés está referido a prevención, preparación, respuesta y reconstrucción, pero puede entenderse como Gestión de Riesgo.

El objetivo del proyecto BOSAII-II es desarrollar capacidades municipales y comunitarias en gestión de riesgo. El proyecto está impulsado mediante la Cooperación Técnica Japonesa (JICA) en conjunto con el Centro de Prevención de Desastres de América Central (CEPREDENAC) y la CNE.