Colombia

Vamos a lograrlo, le dice 'Timochenko' a Santos con relación a la firma de la paz

Source
Posted
Originally published
Origin
View original

El máximo jefe de las Farc señaló que los astros se alinean con la paz por anuncio de diálogos con Eln.

En una carta abierta el máximo jefe de las Farc, alias ‘Timochenko’ le dice al presidente Juan Manuel Santos que está seguro de que la firma del acuerdo de paz se realizará muy pronto.

“La reciente y halagadora noticia de un próximo inicio de la fase pública de conversaciones de paz con el Eln, constituye sin duda una voz de aliento y de esperanza para todos los interesados en el fin del largo conflicto armado colombiano. Los astros se alinean de nuevo y no puede echarse a pique esta oportunidad feliz. Vamos a lograrlo, Santos, estamos seguros”.

En la misiva el jefe guerrillero advierte que no puede exigirse a una de las partes la dejación de armas y su reincorporación a la vida civil, cuando el Gobierno aún no ha dado garantías para que se realice ese proceso e insistió en el desmonte del paramilitarismo.

Timoleón Jiménez dejó sin piso la exigencia que le hizo el presidente Juan Manuel Santos a la guerrilla para que establezca una "fecha fija, precisa y clara" para su desarme.

“No pueden ser abiertos para una de las partes, y fijos, precisos y firmes para la otra. Por eso deben ser prudenciales, hábiles para desarrollar integral y simultáneamente los acuerdos. ¿Es que aún alguien cree que el paramilitarismo, el atentado personal y la siembra de los odios diarios, no son amenazas reales para la insurgencia desarmada y el movimiento popular?”.

Por último, señaló que el proceso de paz “se halla a las puertas de un acuerdo final” y reafirmó su compromiso de pactar el fin del conflicto.

"Las conversaciones de paz se iniciaron para poner fin definitivo a la violencia y las armas en la política. Mal podría la insurgencia pactar con el gobierno nacional, con países acompañantes y garantes, con toda la comunidad internacional como testigo, fórmulas que piense incumplir. No tenemos vocación de necios o suicidas".

Las partes, que ya alcanzaron acuerdos en cuatro de los seis puntos que pactaron para acabar con medio siglo de enfrentamiento, están en vías de concretar ese asunto y el relacionado con el mecanismo de refrendación de los convenios.

Sin embargo, han reconocido públicamente profundas diferencias en el último tramo de las conversaciones que les impidió suscribir el acuerdo final de paz el 23 de marzo, como se habían comprometido.

Por su parte, el gobierno de Santos asegura que los paramilitares a los que se refiere la guerrilla son en realidad bandas criminales dedicadas al narcotráfico que surgieron tras masiva desmovilización de los escuadrones de ultraderecha durante el mandato de Álvaro Uribe. Pero no le reconoce abiertamente el carácter contrainsurgente a los nuevos grupos y mantiene una fuerte ofensiva contra ellos.