Colombia

Un llamado a proteger a los niños y niñas

Format
News and Press Release
Source
Posted
Originally published
Origin
View original

• Instituto Colombiano de Bienestar Familiar – ICBF ha atendido por lo menos a cerca de 500 niños y niñas que han quedado huérfanos como consecuencia del conflicto armado.

• 70 niños y niñas mueren diariamente en América Latina y El Caribe a causa de la violencia

• 420 millones de niños y niñas, casi una quinta parte de la población infantil a nivel mundial, viven en zonas de conflicto; casi 30 millones de niños y niñas más que en el año 2016.

• 142 millones de niños y niñas viven en las denominadas «zonas de conflicto de alta intensidad», es decir, aquellas en las que los enfrentamientos provocan más de mil muertes al año.

Bogotá, junio de 2019. Según nuestro informe “Construyendo una vida mejor con la niñez” las tasas de homicidio infantil más altas del mundo se encuentran en la región.

Los niños, niñas y adolescentes de América Latina y El Caribe tienen al menos el doble de probabilidades de ser asesinados que en cualquier otra región. El pasado viernes 21 de junio, fue asesinada María del Pilar Hurtado, en frente de dos de sus cuatro hijos. Ella que había sido desplazada por la violencia en el Cauca, ahora vivía en Tierralta - departamento de Córdoba y había denunciado amenazas por parte de grupos armados que hacen presencia en la zona.

Los gritos desgarradores de uno de sus hijos, en frente de su madre muerta, son un llamado de angustia de no solo este niño que perdió a su madre sino de los cientos que han perdido a sus familias, por causa de la guerra. Cuando asesinan a un padre o madre, también pierde la vida el niño o niña que queda en estado de indefensión en medio de un Estado indiferente que le da la espalda a las víctimas que todos los días deja la guerra y la violencia en el país.

En Colombia, más de 400.000 niños y niñas menores de 5 años se han visto afectados por hechos relacionados con el conflicto armado como desplazamiento, acto terrorista, reclutamiento forzado, entre otros, y 2.271 ha sido víctimas de homicidio en el marco del conflicto.

Las tasas de homicidio infantil son "muy altas" en Venezuela y Colombia donde 20 de cada 100,000 adolescentes son asesinados. En Honduras y el Salvador la cifra se mantiene entre 10 y 20 por cada 100,000 junto a otros siete países de la región: Brasil, Trinidad y Tobago, Jamaica, Haití, Belice, Guatemala y Bahamas.

“Es perturbador que, en el siglo XXI, estemos retrocediendo en cuanto a principios y normas morales que son elementales: los niños, las niñas y los civiles nunca deberían ser blanco de ataques” indica Helle Thorning-Schmidt, directora de Save the Children International.

El aumento en la cantidad de niños y niñas que viven en zonas afectadas por conflictos se debe, en parte, a que en la actualidad es más probable que los conflictos se extiendan en el tiempo, se desarrollen en contextos urbanos y se libren en poblaciones civiles. Cada vez es más habitual que se transgredan las normas y las reglas internacionales.

“Nuestro informe muestra que el modo en que se libran actualmente las guerras está causando más sufrimiento a los niños y las niñas. Casi uno de cada cinco niños y niñas vive en zonas afectadas por conflictos. Nunca en las últimas dos décadas esta proporción fue tan alta” menciona Thorning-Schmidt.

Según la Unidad de Víctimas más de 2.500.000 niños y niñas han sido víctimas del conflicto y el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar – ICBF ha atendido por lo menos a cerca de 500 niños y niñas que han quedado huérfanos como consecuencia del conflicto armado. La mayoría de estos menores nacieron en los departamentos de Nariño, Casanare, Chocó y Antioquia. Save the Children insta al gobierno colombiano a que investigue los hechos ocurridos en contra de María del Pilar Hurtado y que se garantice la protección de sus cuatro hijos y los de los miles de niños, niñas y adolescentes que a diario pierden a su madre o padre por causa de la violencia y la guerra.