Colombia

Trabajando día y noche para finalizar un campamento en Putumayo donde la Misión de la ONU verificará la dejación de armas

Format
News and Press Release
Source
Posted
Originally published
Origin
View original
© Mision ONU Colombia

La Pradera / Carmelitas, Putumayo, 23 de enero de 2017 - Mujeres y hombres de las FARC-EP han estado trabajando mano a mano con ingenieros del Gobierno y trabajadores civiles para completar el campamento en La Pradera / Carmelitas, departamento del Putumayo, donde el grupo vivirá mientras hace la transición a la vida civil y donde la Misión de la ONU verificará la dejación de armas.

El material de construcción llega en camiones pesados por carreteras despavimentadas y cruza en ferry el Río Putumayo, junto a chivas, autos y motos.

El Gobierno de Colombia, encargado de la logística de los campamentos, está capacitando a miembros de las FARC-EP para construir las áreas comunes, la cocina comunitaria, baños, duchas y alojamiento para cerca de 400 mujeres y hombres de las FARC-EP que llegaron hace dos semanas a La Pradera, ubicada en la región amazónica donde la riqueza natural, la humedad, y las altas temperaturas son el escenario donde la Misión de la ONU verificará la dejación de armas.

"Tengo la esperanza de que hay un nuevo capítulo para nosotros a la vuelta de la esquina, en el que las palabras serán las únicas armas de los colombianos", dijo Alex, de 19 años, miembro de las FARC-EP. "Acaban de instalar las luces alrededor de los sitios para que los trabajadores estén literalmente trabajando día y noche para terminar el campamento".

El Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos visitó el campamento de las FARC-EP el 20 de febrero y saludó a los hombres y mujeres que se encuentran allí desarmados. A unos 500 metros del campamento, en el sitio local del Mecanismo de Monitoreo y Verificación Tripartito (MM&V)—donde miembros del Gobierno, las FARC-EP y la Misión de la ONU trabajan y viven juntos—el Presidente recorrió la locación, saludó a los miembros de MM&V y tuvo la oportunidad de reunirse con altos funcionarios de la ONU en Colombia.

“Este fin de semana fuimos testigos de algo histórico", aseguró el presidente Santos, refiriéndose a la llegada el sábado 18 de febrero de más de 6.900 miembros de las FARC-EP concentrados en las zonas donde dejarán las armas y harán su transición a la vida civil, social y política. “Estoy acá para presenciar los compromisos del Gobierno en los avances logísticos de estas zonas para así lograr que el proceso, con las Naciones Unidas y las FARC-EP, avance sin obstáculos ".

El Representante Especial del Secretario General y Jefe de la Misión de la ONU, Jean Arnault, estuvo presente en la reunión del Gobierno y las FARC-EP con el presidente para evaluar los avances logísticos y conocer de primera mano los proyectos sociales que se desarrollan en los campamentos y las comunidades aledañas.

"Con esta fase terminada, el paso a seguir es la dejación de armas, así como todas las actividades concernientes que permitirán que este proceso finalice 180 días después de que el Acuerdo entró en vigor el 1 de diciembre de 2016", anunció el Representante Especial a los periodistas.

"Poner fin a un conflicto armado no sólo implica la logística de los campamentos, sino también una serie de aspectos a tener en cuenta como son la seguridad física, judicial y socioeconómica del grupo que se está desmovilizando", agregó Arnault, reiterando la plena determinación por parte de la Misión de la ONU de verificar los compromisos de las partes en relación al cese al fuego y la dejación de las armas.

Para ver más fotos del Campamento: https://www.flickr.com/photos/misiononucol/albums/72157680680000235