Colombia

“Semillas de Paz”, el lugar donde crece la esperanza de la reincorporación

Format
News and Press Release
Source
Posted
Originally published
Origin
View original

En el ETCR (Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación) de Filipinas, Arauca, se consolidó un trabajo interinstitucional entre la Misión de Verificación, UNICEF, ARN, el Instituto de Bienestar Familiar y los excombatientes de Farc dando como resultado la construcción del hogar infantil “Semillas de Paz”.

En un evento que contó con la participación de las organizaciones involucradas, los niños, los padres de familia y las profesoras, se inauguró el hogar en el que 40 niños y niñas, tanto hijos de excombatientes como de la comunidad de la vereda de Filipinas, podrán disfrutar de clases y espacios lúdicos para su recreación y desarrollo. Actualmente el hogar está en funcionamiento y 23 niños ya disfrutan del espacio, la meta es lograr que 40 puedan hacerlo.

“Todo surgió de la necesidad de las madres excombatientes, ellas necesitan que les cuiden a sus niños para poder trabajar. Después de la firma del acuerdo de paz ha existido un boom de maternidad, han nacido muchos niños y niñas tanto en el ETCR como en la vereda de Filipinas y este hogar infantil les permitirá dejar a sus hijos en muy buenas manos”, dice José Adán Ledesma, observador de la Misión de Verificación y uno de los gestores de este proyecto.

El hogar está dotado de tres amplios espacios. Dos salones con juguetes, mesas y sillas para realizar las actividades y una cocina en la cual se preparan los refrigerios y almuerzos del hogar. El Instituto de Bienestar Familiar brindó la asesoría técnica para la capacitación de las docentes.

“Brindamos toda la línea técnica necesaria, fortalecimos a los operadores que vinieron al ETCR, acá se garantiza la gestión integral para que los niños reciban todos los paquetes que brindamos en el programa de 0 a 5 años. El modelo de atención es de educación inicial, nuestro programa es con madres gestantes, lactantes y niños, buscamos que desde el embarazo de la madre se reciba lo necesario para el crecimiento y desarrollo de los niños y niñas”, dice Kelly Montero, directora de la Oficina Regional de Arauca del Bienestar Familiar.

“Estamos muy felices de lograr la construcción de este hogar infantil, estos niños son la verdadera semilla de paz, este espacio es para que tengan un buen futuro”, dijo Kian Lovett, jefe del equipo local de la Misión de Verificación en Filipinas, Arauca.

Pero el alma del hogar son dos mujeres que tienen la misión más importante, cuidar y dar amor a los niños de la comunidad, las dos son madres y una de ellas, Jennifer, es una excombatiente que se capacitó en pedagogía para hacer algo que siempre le ha encantado, amar a los niños.” Para mí es hermoso haber aprendido a cuidar niños, los niños siempre me han llamado la atención. A veces uno llega estresado de la casa por cualquier motivo y los niños vienen nos abrazan y nos dan besos, ahí se nos olvida todo”.

Marisol, la otra profesora, dice que los niños se han acostumbrado al hogar, y ya las ven a ellas como familia. “Los niños al principio llegaban tímidos y lloraban, ahora llegan y se despiden de las mamás, nos dicen mamás a nosotras y nos cuentan lo que le pasa en sus casas”.

“Esto que está pasando en Filipinas es un ejemplo, es muy gratificante ver cómo los niños se están educando, las mamás nos cuentan del progreso de los niños, eso nos pone orgullosas. Nosotras soñamos con que este hogar nunca se termine, que se sigan adecuando los espacios y que sigan llegando niños para cuidar, para nosotros esto es muy bonito”, añadió.

En los próximos días se pintará un mural en la pared principal del hogar y se adecuaran nuevos espacios para el disfrute de los niños y niñas.

Por: Diego Morales, Oficial de Información Pública - Regional Cúcuta. Misión de Verificación de la ONU en Colombia.