RMRP 2020 - Colombia

Report
from R4V
Published on 13 Nov 2019 View Original

Prioridades estratégicas de la respuesta

La respuesta en Colombia tiene tres principales objetivos estratégicos, complementando y coordinando con la respuesta del Estado:

Proporcionar y mejorar el acceso efectivo a bienes y servicios críticos, incluyendo el fortalecimiento de la capacidad de respuesta del Estado a nivel nacional y local.

Incrementar oportunidades de integración para la población refugiada y migrante, incluyendo el acceso al trabajo digno, recursos productivos y medios de vida.

Fortalecer la prevención y mitigación de riesgos de protección, acceso a servicios básicos, y proporcionar una respuesta a las necesidades de protección.

Las actividades responden a las necesidades humanitarias, de protección e integración de refugiados y migrantes con la intención de permanecer en tránsito y participar en movimientos pendulares, repatriados colombianos y comunidades de acogida en las zonas más afectadas del país, especialmente en las zonas fronterizas y urbanas.

Situación

En 2019, Colombia continuó siendo el país más afectado por la llegada de refugiados y migrantes de Venezuela, concentrando la mayor parte de las personas con vocación de permanencia (1.4 M), 676,093 de ellas con un estado regular, casi 500,000 personas en tránsito, y constantes movimientos pendulares en la región (aproximadamente 4,2 millones de Tarjeta de Movilidad Fronteriza).

Además, más de medio millón de colombianos regresaron de Venezuela a mediados de 2019.
Colombia ha mantenido encomiablemente una política de puertas abiertas y ha llevado a cabo varios ejercicios clave de documentación y registro de ciudadanos venezolanos. Colombia también amplió considerablemente el acceso a empleo y servicios básicos, en particular educación y salud, y abordó los riesgos de apatridia al otorgar la ciudadanía colombiana a los recién nacidos de padres venezolanos.

El impacto de la llegada y el tránsito de millones de personas ha sido considerable, particularmente en un país que históricamente ha tenido un número bajo de refugiados y migrantes.

Paralelamente, la presencia y las acciones de los grupos armados ilegales, especialmente en las zonas fronterizas y rurales, junto con las restricciones migratorias en los estados fronterizos, continúan exponiendo a los venezolanos sin estatus regular en Colombia o en tránsito, a riesgos significativos de trata/contrabando, así como explotación y abuso.