Colombia

Reporte Mensual: Respuesta del consorcio MIRE a las emergencias humanitarias, septiembre 2020

Format
Situation Report
Sources
Posted
Originally published
Origin
View original

Attachments

En el mes de septiembre de 2020 se presentaron diversos hechos que afectan la población colombiana. La intervención del MIRE se llevó a cabo en las regiones Pacífica, del Eje Cafetero y Antioquia, Caribe, Amazonía y Central.

Los cultivos de plantas de coca, el establecimiento de laboratorios de producción de cocaína y el tráfico de armas son las principales actividades que influencian a los Grupo Armados Organizados (GAO) para controlar territorios estratégicos a lo largo del país. En septiembre se presentaron múltiples afectaciones por desplazamiento y restricción de movilidad ocasionados por enfrentamientos entre Clan del Golfo y el ELN en Alto Baudó (Chocó), disidencias de las Farc y AGC en Cumbitara (Nariño), disidencias de las Farc y los contadores en San Andres de Tumaco (Nariño), Clan del Golfo y Los Caparros en Caucasia (Antioquia), AGC y Los Caparros en Tarazá (Antioquia), como síntoma del dominio territorial que ejercen los GAO en regiones estratégicas del país.

Los enfrentamientos entre Grupos Armados por el dominio de los territorios han tenido una gran diversidad de impactos negativos en el bienestar de los colombianos. Las regiones han sido víctimas de eventos de conflicto armado, asesinato a líderes sociales, masacres, desplazamientos, minas antipersonas, homicidios selectivos, reclutamiento de niños, niñas y jóvenes y violencia basada en género (VBG). Además, la crisis sanitaria asociada a la COVID-19, en un contexto de baja cobertura de los centros regionales de salud, junto con la desaceleración económica generan una coyuntura nada alentadora para las comunidades.

La mayoría de las zonas en donde se presentan las emergencias intervenidas por el MIRE se caracterizan por la dificultad en sus vías de acceso. Es usual la necesidad de recurrir al transporte aéreo de pocas personas (helicópteros y avionetas), vehículos automotores todo terreno y lanchas o canoas artesanales dependiendo del nivel de los ríos. En muchas ocasiones la combinación de varios medios de transporte es la única solución para brindar respuesta a las emergencias. Otro aspecto para tener en cuenta son las condiciones de seguridad a las que se ven enfrentados los equipos móviles de respuesta, los cuales en ocasiones se han visto obligados a retrasar el inicio de actividades por presencia de GAIs, enfrentamientos entre los mismos y combates con la fuerza pública.

A través de sus intervenciones, el MIRE ha logrado establecer alianzas con entidades territoriales que han contribuido significativamente en la comprensión socioeconómica de las emergencias. La coordinación con la UARIV, las alcaldías locales, así como con líderes comunitarios y religiosos, han facilitado la realización de las ERN y las actividades de respuesta multisectorial.