Colombia + 3 more

Niñas Venezolanas: Voces de la migración - Estudio en Colombia, Ecuador y Perú

Format
Analysis
Source
Posted
Originally published
Origin
View original

Attachments

Resumen ejecutivo

Este documento presenta las experiencias, voces, desafíos y oportunidades de las niñas y adolescentes venezolanas refugiadas y migrantes en Colombia, Ecuador y Perú, desde un enfoque feminista, interseccional y de derechos humanos. Su propósito es amplificar su voz y hacer visibles los riesgos de protección de sus derechos, seguridad e integridad, así como sus experiencias y principales necesidades, oportunidades, deseos, proyectos y sueños con el ánimo de contribuir a la garantía de sus derechos en el contexto de crisis humanitaria que afrontan en estos tres países, como parte de la serie de investigaciones global “Girls in Crisis” de Plan International.

Para cumplir con el objetivo, se combinaron técnicas cuantitativas y cualitativas de recolección de información.
Primero, se realizaron 452 encuestas con niñas y adolescentes refugiadas y migrantes venezolanas, entre los 10 y los 19 años de edad en Colombia, Ecuador y Perú. Luego, se realizaron entrevistas semiestructuradas y a profundidad con 134 mujeres adolescentes mayores de 15 años y 46 personas cuidadoras (93% mujeres y 7% hombres). Todo el proceso de recolección de información se realizó entre octubre de 2020 y febrero de 2021, a través de llamadas telefónicas debido a las medidas de aislamiento social tomadas para hacer frente a la pandemia derivada de COVID-19.

Contexto de la migración venezolana en la región y su impacto en Colombia, Ecuador y Perú

La situación socioeconómica y política que enfrenta Venezuela, considerada una crisis humanitaria compleja, particularmente desde 2014, ha generado un alto flujo de personas refugiadas y migrantes que ha derivado en una grave crisis de movilidad humana, nunca vista en la región. En abril de 2021, 5.642.960 personas migrantes, refugiadas y solicitantes de asilo de Venezuela han sido registradas y 4.5 millones se encuentran en América Latina y El Caribe, principalmente en Colombia (1.742.927 millones, 49% mujeres y 51% hombres), Perú (1.049.970), Chile (457.300), Ecuador (431.207) y Brasil (261.441). Alrededor de 2.651.050 personas venezolanas han obtenido permisos de residencia y estancia bajo otras modalidades (sin incluir las visas de turismo) en diversos países de acogida.

Esta reciente ola migratoria, debido a la profunda recesión económica, la escasez de alimentos, medicinas e insumos básicos, la falta de acceso a los servicios básicos como electricidad y agua, la disminución de los medios de vida y el deterioro de la seguridad en Venezuela, se ha caracterizado por: a) ser un viaje escalonado de estructuras familiares; b) tener una gran cantidad de mujeres, niños, niñas, adolescentes y jóvenes; c) enfrentar el paulatino cierre de fronteras y el establecimiento de restricciones migratorias en la región; d) sufrir el incremento de situaciones de vulnerabilidad, principalmente de mujeres, niñas, niños, adolescentes, jóvenes y personas mayores, que se agudiza con la migración irregular, los riesgos de protección como la Violencia Basada en Género —VBG— la trata de personas, las condiciones de salubridad y nutrición deficientes, así como jornadas extenuantes realizadas a pie en países de tránsito y destino.

Principales hallazgos

A través del proceso de investigación y del análisis de las experiencias de movilidad se identificaron diferentes riesgos, necesidades y experiencias que enfrentan niñas y adolescentes refugiadas y migrantes venezolanas en Colombia, Ecuador y Perú.

Estos están relacionados con las vulneraciones que enfrentan para el goce efectivo de sus derechos a una vida libre de violencias, a la educación y a la salud de calidad, incluyendo la salud sexual y reproductiva, así como a su derecho a la alimentación y trabajo, en la ruta migratoria y en los países de acogida mencionados.

El estudio también explora la coyuntura derivada de la emergencia por COVID-19 y sus efectos en la vida de las niñas y adolescentes participantes. Por último, los hallazgos incluyen los lugares de apoyo y desarrollo de resiliencia que encuentran, explorando el lugar de las familias como principal grupo de apoyo, experiencias con la asistencia básica prestada por organismos de cooperación internacional, su participación en actividades comunitarias, políticas y sociales y sus esperanzas para el futuro.