Mujeres cabeza de hogar en Nueva Colonia le apuestan a la productividad

Report
from Government of Colombia
Published on 22 Oct 2019 View Original

Como parte del proceso de reparación colectiva, en el corregimiento de Nueva Colonia, jurisdicción de Turbo (Antioquia y sujeto de reparación colectiva, 50 mujeres cabeza de hogar, recibieron insumos y herramientas para fortalecer la producción piscícola en el sector.

Son 40 proyectos productivos los que fueron fortalecidos por parte de la Unidad para las Víctimas en desarrollo de sus actividades, en el marco de la prevención y atención a la población víctima del conflicto armado, en el proceso de reparación colectiva que se viene adelantando en este corregimiento.

Los insumos y herramientas entregadas ascienden a cerca de $100 millones y constan de 34.000 alevinos de diferentes especies, abonos, carretas, mallas, polisombras, atarrayas, neveras de polietileno y guadañadoras, entre otros elementos necesarios para la producción de mojarra roja, cachama blanca, bocachico y trucha.

La asociación denominada Acuicultoras de Recursos Limitados (AREL), está conformada por 50 emprendedoras, la cual tuvo sus orígenes hace 12 años y cuya incidencia desde su perspectiva de género ha sido notoria en el colectivo, desde su papel como dinamizadoras en la reconstrucción del tejido social del sujeto colectivo, tal como lo expresa Dora Cano, una de las precursoras de estos emprendimientos.

“La medida específica para mujeres nace cuando en el diagnóstico del daño en el proceso con la Unidad para las Víctimas, evidenciamos que las mujeres fueron en el marco del conflicto armado afectadas en sus formas de vida y formas de supervivencia; éramos cultivadoras de la tierra, de especies menores, pero al quedar muchas de estas solas, tuvimos que trasladarnos a las bananeras como trabajadoras, cambiando drásticamente nuestros quehaceres cotidianos, así que vimos la necesidad de recuperar esa tradición, de volver a ser cuidadoras y proveedoras del recurso económico de la familia”, explica Cano.

Uno de los objetivos de esta medida reparadora, es la de fortalecer estas iniciativas organizativas lideradas por estas mujeres del corregimiento, quienes, a través del acompañamiento en la implementación de los proyectos productivos, han permitido la generación de ingresos y la autonomía organizativa y económica de la organización.

“La Asociación AREL tiene 12 años de haberse constituido pero el proyecto piscícola nace a través de las medidas de reparación del plan de reparación colectiva”, agrega Dora.

“Esta medida obedece a la implementación del Plan Integral de Reparación Colectiva de Nueva Colonia, con la cual se busca el fortalecimiento de este proyecto de mujeres víctimas del conflicto armado y se espera el buen aprovechamiento de estos insumos y herramientas, por el cual se hizo el requerimiento de la asistencia técnica y el seguimiento en el avance de su ejecución por parte del distrito de Turbo y capacitaciones por el Sena”, precisó Elizabeth Granada Ríos, directora de la Unidad para las Víctimas Urabá-Darién.