Colombia + 1 more

Los efectos de Alerta y Acción Temprana: Fortalecimiento de la seguridad alimentaria y la cohesión social en la primera línea de la crisis migratoria

Format
Analysis
Source
Posted
Originally published
Origin
View original

Attachments

De la alerta temprana a la acción temprana

Las amenazas naturales y los conflictos no solo están aumentando en términos de su intensidad y frecuencia, sino que a su paso también están dejando un volumen sin precedentes de necesidades humanitarias.
Por una parte, los desastres naturales se están produciendo con una frecuencia casi cinco veces mayor que hace 40 años. Por otra, el número de personas desplazadas por conflictos es el más alto que se haya registrado y eso sin considerar los millones que deben migrar por necesidad.
No es de sorprender entonces que también se haya acentuado el efecto de ambas situaciones en las economías locales y sus medios de vida.
De hecho, en algunos de los lugares más afectados, esos efectos pueden parecer implacables. Las crisis se suceden una tras otra y con cada una de ellas los más pobres y vulnerables se ven despojados de los limitados activos que con tanto esfuerzo han logrado obtener. Pero no solo pierden activos, sino también su dignidad y autonomía.
En todo el mundo, las necesidades crecientes, las prioridades contrapuestas y los recursos limitados están exigiendo nuevas herramientas que permitan garantizar que las intervenciones humanitarias serán tan acertadas y eficaces como sea posible y que los efectos de las crisis podrán contenerse antes de que se tornen en desastres aún más destructivos y costosos.
La ayuda en el momento preciso puede tanto proteger y potenciar a las personas como devolverles la confianza que les permitirá seguir adelante o recuperar sus medios de vida. Asimismo, la inversión en acción temprana implica que la FAO puede ayudar a proteger los avances en el desarrollo a largo plazo y fortalecer la resiliencia.
Es por esta razón que por tanto tiempo la FAO ha apoyado las intervenciones con visión de futuro y trabaja en estrecha colaboración con gobiernos y asociados de la comunidad humanitaria y científica a fin de abordar las crisis antes de que lleguen a su punto más crítico.
Su enfoque alerta y acción temprana (AAT) traduce señales de advertencia en acciones preventivas. De manera trimestral, el informe AAT de la FAO clasifica riesgos por su probabilidad e impacto potencial en la seguridad alimentaria y la agricultura e identifica alternativas de intervención.
Ahí es donde el Fondo especial para actividades de emergencia y rehabilitación de la FAO (SFERA, por sus siglas en inglés) entra en acción a través de la ventanilla de acción temprana al entregar financiamiento para responder sin demora a una crisis en plena etapa de gestación. Al mismo tiempo, despliega el mayor activo de la FAO: sus conocimientos técnicos y experiencia en la asistencia a medios de vida rurales.
Las acciones tempranas son variadas y flexibles, puesto que pueden ir desde transferencias de efectivo que permiten que comunidades de pescadores guarden sus redes antes de la llegada de un ciclón hasta tratamientos para garantizar la salud del ganado durante un periodo de sequía.
La acción temprana puede materializarse también como la generación de medidas de protección contra inundaciones que salvaguarden los cultivos durante una estación húmeda intensa o como la entrega de insumos agrícolas o conocimientos técnicos con los cuales aumentar la producción de alimentos antes de potenciales crisis alimentarias.
El presente estudio analiza los resultados del seguimiento de señales de alerta temprana respecto de sequía y migración masiva y de acciones tempranas dirigidas en el norte de Colombia entre 2018 y 2019, evalúa su efectividad y cuantifica los beneficios de una acción anticipada.