Colombia + 6 more

La migración en América Latina y el Caribe ante el impacto del Coronavirus

Format
Analysis
Source
Posted
Originally published
Origin
View original

Attachments

Frente a la crisis del COVID-19, ¿es posible que las familias migrantes sigan las recomendaciones de confinamiento, cuarentena, higiene y distanciamiento social?

A muchas familias migrantes les es muy complicado quedarse en casa por las dificultades para acceder a una vivienda digna o porque dependen del pago diario del alojamiento; tampoco pueden lavarse las manos constantemente por el bajo acceso que tienen a agua potable y servicios sanitarios de calidad; y no pueden mantener el distanciamiento físico porque se encuentran en situación de calle o tienen que seguir trabajando para generar ingresos para sus familias. Como consecuencia, la población migrante es altamente susceptible al contagio del COVID-19 y sus efectos.

En los últimos cuatro años, la región ha sido testigo de un incremento sin precedentes en los flujos migratorios, en particular en Centroamérica y desde Venezuela, representando un desafío enorme para los países de América Latina y el Caribe, en diferentes dimensiones, que puede tener efectos sobre el desarrollo económico y social al no afrontarse de forma adecuada. Con la llegada del COVID-19, no solo se está observando un fuerte impacto sobre la salud de la población, sino también en el acceso a servicios básicos, la situación laboral e ingresos de los grupos vulnerables, situaciones que impactan directa y desproporcionadamente a los migrantes, refugiados y solicitantes de asilo, además de aumentar su vulnerabilidad. Asimismo, esta crisis ha provocado la paralización de los movimientos internacionales de personas, el cierre temporal e indefinido de fronteras, e impuesto la restricción de movilidad y medidas de confinamiento doméstico. Numerosos países de la región están coordinando más estrechamente, intercambiando información entre autoridades de migración para identificar pasos de frontera informales y dar atención oportuna a los migrantes irregulares (Costa Rica-Nicaragua, Colombia-EcuadorPerú). El cierre de fronteras puede impactar a comunidades fronterizas por una caída en el empleo y en el acceso a bienes como provisiones de alimentos y a servicios como salud y educación. Esto podría afectar de manera preponderante a los migrantes, que se mueven pendularmente en algunas fronteras, como es el caso de la de Colombia.