Colombia + 3 more

La educación no puede esperar solicita 116 millones de dólares de los Estados Unidos para ampliar el apoyo a los niños y jóvenes refugiados afectados por la crisis regional de Venezuela

Format
News and Press Release
Source
Posted
Originally published
Origin
View original

Attachments

La Educación No Puede Esperar anuncia una subvención adicional de 1,5 millones de dólares para acelerar los efectos de los 27,2 millones que el Fondo destina a las respuestas plurianuales educativas en situaciones de emergencia para los niños y jóvenes refugiados, migrantes y de las comunidades de acogida en Colombia, el Ecuador y el Perú.

1 abril de 2021 (Nueva York): En respuesta a la mayor crisis humanitaria del hemisferio occidental, La Educación No Puede Esperar (ECW) ha anunciado una subvención regional de 1,5 millones de dólares para fomentar la movilización de recursos, el apoyo a las políticas, la recopilación de datos y las labores de promoción a fin de acelerar los efectos de las inversiones plurianuales del Fondo en Colombia, el Ecuador y el Perú.

Esta nueva asignación de ECW da continuidad a las subvenciones catalíticas por valor de 27,2 millones de USD anunciadas en diciembre de 2020. La financiación apoya los programas de resiliencia plurianual en Colombia, el Ecuador y el Perú que tienen como objetivo garantizar el acceso continuo a una educación de calidad inclusiva y equitativa para más de 350.000 niños y jóvenes vulnerables.

“Aplaudimos la oferta de protección temporal a los venezolanos que acaba de anunciar Colombia, y esperamos que la subvención de La Educación No Puede Esperar ayude a poner en práctica este notable avance y anime a otros países de la región a seguir su ejemplo. La financiación de la educación de los refugiados es un imperativo moral y político para todos los líderes mundiales en el siglo XXI”, destacó el Muy Honorable Gordon Brown, Enviado Especial de las Naciones Unidas para la Educación Mundial y Presidente del Grupo Directivo de Alto Nivel de La Educación No Puede Esperar.

Coincidiendo con la concesión de la nueva subvención, la Directora de La Educación No Puede Esperar, Yasmine Sherif, hizo un llamamiento a los donantes y al sector privado para que movilicen otros 116 millones de USD en apoyo a las respuestas educativas del Fondo en situaciones de emergencia que van dirigidas a los niños refugiados y de las comunidades de acogida afectados por la crisis regional de Venezuela.

“Los líderes mundiales deben pasar a la acción y hacer frente a esta apremiante crisis humanitaria. Más de 5,4 millones de refugiados y migrantes de Venezuela han huido de su país debido a la violencia y la inseguridad. Las niñas y los niños de este grupo corren el riesgo de sufrir explotación sexual, convertirse en víctimas de la trata de personas, ser discriminados, padecer hambre y malnutrición, y de que su acceso a la escolarización se vea restringido. Si no actuamos ya, muchos nunca volverán a tener la seguridad y las oportunidades que proporciona la educación”, afirmó la Directora de La Educación No Puede Esperar, el fondo mundial para la educación en situaciones de emergencia y crisis prolongadas.

La intensificación de la crisis en Venezuela ha provocado el mayor desplazamiento forzoso de la historia de América del Sur, superado únicamente a escala mundial por el éxodo sirio. Desde 2015, un número importante de venezolanos ha huido a Colombia (2,4 millones), el Ecuador (1,5 millones) y el Perú (830.000).

La situación en Venezuela sigue empeorando y es probable que los venezolanos que buscan refugio en los Estados vecinos y en otros lugares no puedan regresar a su país de forma segura en un futuro próximo. Muchos niños y jóvenes refugiados y migrantes carecen de documentación o reconocimiento oficial, y a menudo no tienen acceso a servicios básicos como la sanidad, la educación y los servicios sociales.

La crisis de la COVID-19 empeora todavía más las cosas. En Colombia, el Ecuador y el Perú, 28 millones de educandos se han visto afectados por el cierre de las escuelas.

Aunque los ministerios de Educación se afanan por ampliar las opciones de aprendizaje a distancia y expandir los programas educativos para absorber la afluencia de refugiados en las escuelas locales, los niños refugiados suelen quedarse atrás. Sin acceso a Internet, a computadoras y a teléfonos inteligentes, estos niños se ven privados de las oportunidades que ofrece el aprendizaje a distancia.

La nueva financiación agiliza la respuesta a la crisis de Venezuela

La nueva subvención de 1,5 millones de USD del Servicio de Aceleración de ECW servirá para respaldar los bienes públicos regionales y una visión transfronteriza que se proponen aumentar el acceso a una educación de calidad e inclusiva para los niños y jóvenes refugiados, desplazados y de las comunidades de acogida afectados por la crisis.

La iniciativa acelerará los efectos de los programas de resiliencia plurianual de ECW a escala nacional mediante el fortalecimiento de los sistemas de información sobre la gestión educacional para integrar a los migrantes y refugiados, proporcionando una plataforma para el intercambio de experiencias y buenas prácticas en toda la región, al abogar por recursos adicionales a nivel regional y mundial y movilizándolos, y con la promoción del diálogo para la formulación de políticas positivas en materia de educación en situaciones de emergencia que garanticen el acceso a la educación en los sistemas nacionales y su calidad.

Ya se están registrando avances. Con el apoyo de ECW, los gobiernos de Colombia, el Ecuador y el Perú están tomando medidas extraordinarias para garantizar el acceso a la educación de los niños refugiados y desplazados.

Gracias a las inversiones de ECW, se proporciona a los niños unos entornos de aprendizaje seguros, un mejor acceso a la enseñanza a distancia y tecnologías que reducen la brecha digital, así como servicios psicosociales para ayudarles a superar el trauma de haber sido expulsados por la fuerza de sus hogares.

Las inversiones plurianuales de ECW en Colombia, el Ecuador y el Perú, preparadas de manera coordinada con los gobiernos, la sociedad civil, las organizaciones de las Naciones Unidas y otros asociados principales, se adecuan a los planes educativos, humanitarios y de desarrollo nacional existentes. Las inversiones abordan tanto las necesidades humanitarias inmediatas como el fortalecimiento de los sistemas, mejorando la coherencia entre las intervenciones humanitarias y para el desarrollo en el sector educativo.

###

Notas para los editores:

Acerca de La Educación No Puede Esperar (ECW):

ECW es el primer fondo mundial dedicado a la educación en situaciones de emergencia. Fue creado por una serie de agentes que prestan ayuda humanitaria y actores para el desarrollo en el ámbito internacional, así como diversos donantes del sector público y privado, con el objetivo de satisfacer las apremiantes necesidades educativas de 75 millones de niños y jóvenes en situaciones de conflicto y crisis. Las modalidades de inversión del Fondo están concebidas para fomentar una mayor colaboración entre los agentes sobre el terreno, a fin de lograr que las organizaciones de socorro y para el desarrollo aúnen fuerzas con vistas a obtener buenos resultados en materia de educación. El fondo La Educación No Puede Esperar está auspiciado por UNICEF y se administra conforme a las normas y reglas financieras, administrativas y de recursos humanos de UNICEF, pero cuenta con una estructura de gobernanza independiente encargada de las operaciones.

Síganos en Twitter: @EduCannotWait @YasmineSherif1 @KentPage

Puede consultar información adicional en: www.educationcannotwait.org

Para consultas de prensa:
Anouk Desgroseilliers, adesgroseilliers@un-ecw.org, +1-917-640-6820
Kent Page, kpage@unicef.org, +1-917-302-1735
Para cualquier otra consulta: info@un-ecw.org