Colombia + 1 more

La alimentación y el empleo son los principales desafíos para la población venezolana pendular y residente en Colombia

Format
News and Press Release
Sources
Posted
Originally published
Origin
View original

Colombia, 7 de diciembre de 2021. Los actores de cooperación internacional y nacional, articulados en el Grupo Interagencial sobre Flujos Migratorios Mixtos (GIFMM)* –que complementa el trabajo del Gobierno de Colombia en la coordinación de la atención a la población venezolana en Colombia–, presentan un informe en el que, con base en 500 encuestas, identifican por primera vez las principales necesidades de las personas provenientes de Venezuela que cruzan la frontera pero mantienen su residencia en el país vecino (“pendulares”). Asimismo, la plataforma publica su estudio periódico, en el que evalúa la situación de la población refugiada y migrante venezolana que busca asentarse en el país (“con vocación de permanencia”), a partir de la información aportada por más de 2.000 hogares.

Los hallazgos indican que el 78% de las personas pendulares y el 85% de los hogares con vocación de permanencia tienen dificultades para acceder a alimentación. Por otra parte, alrededor del 45% de las personas encuestadas aseguran, en los dos informes, que afrontan limitaciones para encontrar empleo o alternativas para generar ingresos. Los resultados también dan a conocer otros desafíos que enfrenta la población venezolana: la mitad de las personas pendulares tienen dificultades para recibir atención médica y el 64% de las familias con vocación de permanencia encuentran obstáculos para el acceso a vivienda.

“Estas evaluaciones identifican los avances que se han logrado en la atención de las personas refugiadas y migrantes venezolanas bajo el liderazgo del Gobierno de Colombia, pero también nos guían sobre los retos que de manera articulada debemos enfrentar, no solo desde la respuesta humanitaria sino también en materia de integración, de forma que se fortalezca el vínculo entre lo humanitario y el desarrollo”, asegura Ana Durán, Jefe de Misión de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) en Colombia.

El informe sobre población pendular, que se llevó a cabo entre junio y julio en Arauca, La Guajira y Norte de Santander, revela que las personas venezolanas viajan a Colombia con frecuencia –incluso más de una vez al día– principalmente para buscar alimentos, medicinas, tratamiento médico y oportunidades de trabajo. Ya sea caminando, en canoa, en transporte público o privado, más de la mitad de los hombres y mujeres que fueron encuestados ingresan por pasos irregulares, y alrededor de un tercio han enfrentado situaciones en los que su vida y su dignidad están en riesgo por la inseguridad, la discriminación, la falta de información, recursos o documentación.

Por otra parte, el estudio que se realizó en junio a hogares con vocación de permanencia, ubicados en 20 departamentos del país, demostró que más de la mitad de ellos consumían menos de tres comidas al día, casi una tercera parte estaban en riesgo de ser desalojados, y solo 2% habían recibido la vacuna por COVID-19. Adicionalmente, el promedio de las personas encuestadas reportaron que trabajaban más horas que las que establece la ley y ganaban menos del salario mínimo, con lo cual solo alcanzaban a cubrir una semana de gastos. A raíz de esto, tres de cada diez hogares han tenido que pedir ayudas o donaciones en la calle para conseguir comida. Los hallazgos destacan, no obstante, que a junio del presente año, 40% de las personas encuestadas habían terminado el preregistro virtual para acogerse al Estatuto Temporal de Protección para Venezolanos (ETPV), que les permitirá regularizar su situación por diez años.

“Estos hallazgos permiten que las organizaciones del GIFMM, cuyo trabajo complementa los esfuerzos del Gobierno Nacional, fortalezcan los procesos de atención e integración de la población venezolana en el país, para que impulse, de la mano de las comunidades colombianas de acogida, el desarrollo económico, social y cultural de Colombia”, explica Jozef Merkx, Representante del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en Colombia.

Según cifras de Migración Colombia, a agosto de 2021, más de 1,8 millones de personas refugiadas y migrantes venezolanas se encontraban en el país en busca de protección, asistencia humanitaria y oportunidades de integración. De ellas, a finales de octubre más de 1,5 millones se han acogido al ETPV.

Para ajustar la respuesta a las necesidades particulares de las personas venezolanas en Colombia (incluyendo COVID-19), el GIFMM realiza evaluaciones periódicas. En lo que va de este año, de la mano del Gobierno y articulados en el Plan de Respuesta para Refugiados y Migrantes, los socios del GIFMM han atendido más de 1,5 millones de personas refugiadas y migrantes venezolanas, colombianas retornadas y aquellas que hacen parte de las comunidades de acogida. Han apoyado a más de 1 millón de personas en atención en salud; a 870 mil en alimentación; a 138 mil en acceso a vivienda, artículos de hogar y transporte humanitario; y a 61 mil con acciones de integración socioeconómica, como iniciativas de empleo o emprendimiento.

Conozca más detalles:

Evaluación de necesidades de población pendular
Evaluación de necesidades de población con vocación de permanencia