Colombia + 1 more

Informe Tendencias e Impacto humanitario en Colombia 2022 - Fecha de corte: Enero - Junio de 2022 - Fecha de publicación: 28 de julio de 2022

Attachments

Impacto Humanitario multiafectación a nivel general durante el año

El primer semestre de 2022 ha representado un reto para la provisión de asistencia humanitaria, con más de 100K personas afectadas por desplazamiento masivo y confinamiento y las más de 279K afectadas por desastres que han requerido atención complementaria de los Equipos Locales de Coordinación. Los retos de respuesta humanitaria se presentan especialmente en aquellos municipios donde se presenta doble afectación – Urrao (Antioquia),
Arauquita, Fortúl y Tame (Arauca), Argelia (Cauca), Alto Baudó, Bagadó, Bojayá, El Litoral de San Juan, Medio Atrato, Medio San Juan, Quibdó y Sipí (Chocó), Tumaco (Nariño), Convención y Teorama (Norte de Santander), Puerto Leguízamo (Putumayo) y Buenaventura (Valle del Cauca)- en donde la recurrencia y magnitud de emergencias desbordan las capacidades de respuesta locales y complementarias.

A lo largo del semestre se han presentado picos de emergencias: durante enero y febrero la intensificación de acciones armadas de grupos armados no estatales (GANE) en la zona de frontera con Venezuela, generó desplazamientos masivos de población en búsqueda de protección internacional a los departamentos de Arauca y Vichada, y así mismo, un efecto spill-over de desplazamientos hacía Norte de Santander,
Meta y Casanare.

En marzo y abril, incrementaron las dinámicas de control social de los GANE en la zona del Pacífico -incluida la instalación de minas antipersonal (MAP)- ocasionado el confinamiento de casi 200 comunidades en su mayoría indígenas y afrodescendientes en el Chocó. Paralelamente, en Nariño se generaron múltiples desplazamientos masivos a partir de amenazas de los GANE y violaciones de Derechos Humanos en contra de las comunidades. Durante este periodo de tiempo, se resalta la particular afectación a los pueblos indígenas Awá, Emberá y Wounaan.

En Mayo, inició el paro armado de un GANE que cuenta con fuerte presencia en los departamentos de la región Caribe y Pacífica, por casi tres semanas se presentaron asesinatos selectivos, detención de personal de organizaciones humanitarias, prohibiciones a la movilidad intermunicipal, entre otras afectaciones y violaciones al derecho internacional humanitario en las que cerca de 2 millones de personas sufrieron restricciones a la movilidad y al acceso de bienes y servicios básicos.

Así mismo, durante finales de mayo y junio se rompieron nuevos puntos en los diques de la subregión de La Mojana, ocasionando nuevamente una emergencia de gran escala que afecta a más de 166K personas en 11 municipios de la subregión.

Durante el segundo semestre del año, se prevé la continuidad de las emergencias por las acciones de los GANE y por desastres agravados por el cambio climático. Ante este contexto, el Equipo Humanitario de País ha publicado diferentes comunicados de prensa solicitando a los GANE el respeto de los derechos humanos de la población civil y del derecho internacional humanitario para disminuir el impacto humanitario de la violencia armada sobre las comunidades y permitir la provisión de ayuda de emergencia a los afectados por desastres, desplazamiento masivo, confinamiento y otras emergencias que requieran asistencia complementaria de la cooperación internacional.

Disclaimer

UN Office for the Coordination of Humanitarian Affairs
To learn more about OCHA's activities, please visit https://www.unocha.org/.