Colombia + 1 more

Evalúan crear corredores humanitarios en Arauca, en Colombia, ante la violencia de los grupos armados

Más de 2000 personas han sido desplazadas y 62 han muerto en enero debido a los combates y la violencia desplegada por estos grupos armados no estatales contra los civiles en esa región fronteriza con Venezuela. Según la Oficina de la ONU que coordina la entrega humanitaria, existe el riesgo de un desplazamiento masivo de las comunidades en ciertos municipios de la zona.

La ONU estudia abrir corredores humanitarios para llevar ayuda a Arauca, la región de Colombia fronteriza con Venezuela, donde se enfrentan grupos armados no estatales, ha señalado este viernes una portavoz de la Organización.

Los continuos combates y la violencia contra los civiles han obligado a 2240 personas a desplazarse y han dejado al menos 62 muertos en el último mes.

Al menos seis comunidades indígenas, con más de mil miembros y una comunidad de 340 excombatientes en proceso de reintegración han sido confinadas.

Las organizaciones humanitarias están llevando comida, “sin embargo, el desplazamiento contante de la gente y la inseguridad están limitando la respuesta”, dijo Erin Kaneko, portavoz del Secretario General de la ONU a la prensa. “Se están llevando a cabo evaluaciones para establecer corredores humanitarios que permitan que haya acceso a servicios básicos”.

No solo Arauca, también Norte de Santander

En un informe de la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios, publicado el 20 de enero, se señala que el conflicto no se limita al departamento de Arauca, y que las acciones armadas en Norte de Santander también están causando desplazamientos.

Esa Oficina destaca que mientras venezolanos con necesidades de protección internacional continúan llegando a Arauca, principalmente a los municipios de Saravena y Arauquita, aunque de momento no se cuenta con un reporte actualizado sobre la cifra de llegadas de estas personas.

“Se prevé la continuidad del desplazamiento, tanto de comunidades colombianas como venezolanas; de momento se alerta sobre el riesgo de un desplazamiento masivo de las comunidades de las veredas Corocito, Babaica, La Holanda y Caño Guarapo, ubicadas en el municipio de Tame”, indica el informe.

OCHA indica que se requieren paquetes de comida para las comunidades que se han desplazado y también para aquellas que cuentan con restricciones a la movilidad.

Además, considera vital garantizar la alimentación a la población retornada, refugiada y migrante venezolana.

Por otro lado, se requiere proteger a niños, niñas y adolescentes, frente al reclutamiento forzado.

Al mismo tiempo, es necesario considerar que la población víctima de desplazamiento eventualmente requerirá garantías de seguridad y dignidad para el retorno seguro a sus hogares; y destaca que es proteger a los excombatiente perteneciente al Antiguo Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación Filipinas-Arauquita.