Esquemas especiales de acompañamiento llegan a Pueblo Rico (Risaralda)

Report
from Government of Colombia
Published on 13 Nov 2019 View Original

La Unidad para las Víctimas a través de su componente de retornos y reubicaciones entregó dotación mobiliaria y equipos de cómputo por cerca de 200 millones de pesos en este municipio.

Con el objetivo de continuar mejorando la calidad de vida de las familias retornadas a 16 de las veredas que hacen parte del municipio de Pueblo Rico, en Risaralda, la Unidad para las Víctimas entregó equipos tecnológicos y mobiliarios para el beneficio de los estudiantes de los centros educativos del territorio.

A través del programa de retornos y reubicaciones de la Unidad, la entrega de este esquema especial de acompañamiento se cumplió en compañía de las autoridades indígenas de las veredas beneficiarias, profesores y directivos de los centros educativos.

“Esta entrega es muy importante para continuar cumpliendo con los compromisos que tenemos con estas familias retornadas, sus hijos hacen parte ahora de estos 16 centros educativos y por eso estos equipos y la dotación se hacen indispensables para mejorar la calidad de la educación y el acceso a las nuevas tecnologías de esta población tan especial para la Unidad, esperamos que le puedan dar un buen uso y todo redunde en beneficio del territorio”, explicó Laura Moreno, directora territorial de la entidad en esta parte del país.

Los centros educativos beneficiados pertenecen a las veredas de: Bajo Gitó, Bichubara, Botuma, Alto Baraquirura, Cuna Gitó, Kundumi, Dokabú, Marruecos, La Palma, Paparidó, Similitó, Sinaí, Santa Martha, Santa Tereza, Kenberdé y Chifá.

Fabio Gómez, secretario de Gobierno de Pueblo Rico, expresó sobre la entrega: “Con este tipo de actividades la Unidad para las Víctimas sigue dejando ver su compromiso con las comunidades retornadas a nuestro municipio, estamos muy contentos por el componente educativo e invitamos a nuestros indígenas emberas para que permanezcan en el territorio y puedan continuar con sus vidas de manera tranquila y sobre todo, en paz”.

Los elementos entregados ascienden a un costo total de 198 millones de pesos, $136 millones en dotación mobiliaria: escritorios, sillas, tableros, mesas y sillas plásticas infantiles, archivadores y $62 millones en equipos tecnológicos: impresoras multifuncionales y portátiles ultralivianos.

“Estamos muy contentos de poder recibir esta dotación por parte de la Unidad, sin duda mejora la educación de los niños que fueron retornados de distintas partes del país, esperamos que se le pueda dar un buen uso a esto para que las familias permanezcan en sus hogares “, opinó Raúl Guasiruma, gobernador mayor del resguardo Unificado.

Finalmente, Jorge Ramírez, director de núcleo educativo de Pueblo Rico, dijo: “En buena hora llegan todas estas ayudas para los centros educativos del municipio, un agradecimiento muy especial a la Unidad para las Víctimas, esperamos el acompañamiento en la parte de capacitación para que se le pueda dar el mejor uso posible a los equipos entregados garantizando su durabilidad en el tiempo”.