Colombia

Equipo Local de Coordinación - Chocó Flash Update COVID-19 #2 (Mayo 29 de 2020)

Source
Posted
Originally published
Origin
View original

Attachments

CHOCÓ: SITUACIÓN SANITARIA COVID-19

Al 29 de mayo del 2020, el Instituto Nacional de Salud (INS) ha reportado 26.688 casos confirmados de COVID-19 en Colombia. En Chocó, la Secretaría de Salud departamental reportó para esta misma fecha 196 casos confirmados en 13 de los 30 municipios del departamento, nueve muertes1, 20 recuperados y 409 casos en espera de resultados. Del total de casos confirmados, el 60% son mujeres y el 40% hombres. Cabe destacar, que los resultados de las pruebas por COVID-19 en Chocó cuentan con un retraso de 8 a 10 días mientras son enviadas a las ciudades de Bogotá, Cali y Medellín.

DISPOSICIONES LEGALES (NACIONAL Y DEPARTAMENTAL)

Decreto 417 (17.03.2020): Se declara estado de emergencia económica, social y ecológica en todo el territorio Nacional.

• Circular 001 (17.03.2020): El Consejo Comunitario del Rio Baudó y sus afluentes (ACABA) dicta medidas de prevención por COVID-19 a Consejos Comunitarios locales, territorios colectivos y organizaciones humanitarias.

• Decreto 0081 (20.03.2020): Se declara calamidad pública para el departamento.

• Circular 008 (10.04.2020): Se conforma la mesa para la coordinación y entrega de ayudas humanitarias

• Circular 035 (17.04.2020): Se toman medidas para los casos positivos de COVID-19 en el Hospital San Francisco de Asís.

PRINCIPALES NECESIDADES DE LA POBLACIÓN

• Sumada a las afectaciones de la población étnica por cuenta de las acciones de control territorial de los grupos armados al margen de la ley (GAML), bajo la lógica de contener la expansión del virus, se encuentra la recurrencia de emergencias humanitarias como restricciones a la movilidad, desplazamientos y confinamientos que agravan la posibilidad de acceso a salud, alimentación y educación de las comunidades. Sobre este punto, preocupa que los grupos armados ilegales puedan llegar a ser foco de contagio de las comunidades en las que mantienen presencia.

• En los municipios donde se registran desplazamientos activos (Alto Baudó, Bojayá, Nuquí y Tadó) preocupan las condiciones de hacinamiento que, sumadas a la falta de agua potable, disposición de aguas residuales y condiciones óptimas de habitabilidad pueden convertirse en vectores de otras enfermedades.

• Continúan los hechos relacionados con el ingreso de personal externo de la Fuerza Pública para ejecutar procesos de erradicación forzosa de cultivos de coca. A los casos reportados en el Flash anterior en Medio Baudó y Nóvita, se suman Riosucio, Sipí, San José del Palmar,
Medio San Juan y Alto Baudó, situación que no solo supone un riesgo de contagio en comunidades vulnerables; también, va en detrimento de las disposiciones legales y programas suscritos por las comunidades. .

• Al 29 de mayo, se han reportado oficialmente tres casos positivos de COVID-19 en población indígena de la etnia Embera, en los municipios de Unión Panamericana, Quibdó y Medio Baudó. También, persisten los cuadros de enfermedad diarreica aguda (EDA), infección respiratoria aguda (IRA) y malaria que han tenido poca atención por cuenta de la saturación del sistema de salud en el marco de la pandemia.

• Existe una baja capacidad de atención y protección de las instituciones departamentales y municipales a víctimas de VBG y violencia intrafamiliar, limitaciones en el acceso a derechos reproductivos, medicamentos de población con VIH y un incremento en la discriminación de población LGTBI relacionada con las medidas de prevención de COVID19 como el Pico y Cédula implementado en Quibdó.

• Se registran riesgos para las personas privadas de la libertad – PPL- al interior de los establecimientos carcelarios del departamento que carecen de las condiciones mínimas de salubridad, personal médico especializado y equipamiento, lo que puede convertir estos lugares en vectores de contagio.