Colombia

En el 9 de abril, día nacional de la memoria y la solidaridad con las víctimas

Source
Posted
Originally published
Origin
View original

El Sistema de las Naciones Unidas en Colombia reitera su solidaridad y compromiso con todas las víctimas del conflicto armado en este día.

Este 9 de abril se conmemora con esperanza: está a la vista el posible término de un largo conflicto armado que ha sido fuente de victimización y sufrimiento para más de siete millones de personas y que ha generado una grave y prolongada crisis humanitaria.

El fin del conflicto armado significará la esperanza de una vida en paz y oportunidades para lograr cambios positivos en la vida de las personas y comunidades más golpeadas por décadas de violencia y exclusión. Y enviará también un mensaje de esperanza al mundo entero.

Los acuerdos de paz no sólo evitarán miles de nuevas víctimas sino que abrirán nuevas oportunidades para consolidar los esfuerzos que el Estado colombiano viene adelantando para reconocer y satisfacer sus derechos. Una reparación transformadora, que garantice el pleno ejercicio de sus derechos como ciudadanos y ciudadanas es fundamental para que el país pueda cerrar este doloroso capítulo de su historia.

La disminución del impacto del conflicto armado en el marco de las conversaciones de paz entre el gobierno y las FARC-EP genera optimismo sobre lo que puede traer el fin del conflicto. En muchas comunidades se respira un aire más tranquilo. El fin del conflicto ahorrará el sufrimiento generado por el desplazamiento, la desaparición, la violencia sexual y otras formas de victimización. Por eso, para la garantía plena de sus derechos y la no repetición, tantas víctimas han trabajado por la paz.

Tal como lo señaló recientemente el informe del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, el proceso de paz presenta numerosos desafíos, pero aún mayores oportunidades para mejorar el goce de los derechos humanos. La consolidación de la paz requerirá esfuerzos adicionales para abordar el impacto de la violencia generada por otros actores armados, cuya violencia sigue siendo fuente de preocupación.

El 9 de abril es también un día para celebrar la valentía de las víctimas y el espíritu de solidaridad con ellas y sus organizaciones, que al reivindicar sus derechos han aportado a una Colombia más digna e incluyente. Su fortaleza será un valor agregado para el país en los esfuerzos de construcción de paz.

Las Naciones Unidas han acompañado y continuarán acompañando los esfuerzos del país para el diseño y puesta en marcha de un sistema integral de justicia transicional. Una respuesta integral y reparadora a las víctimas, que garantice sus derechos a la verdad, la justicia, la reparación y garantías de no repetición, seguirá siendo un elemento central de nuestro respaldo y acompañamiento al trabajo de las instituciones estatales y de las organizaciones de la sociedad civil.