Colombia

En Colombia existe el riesgo de una nueva oleada de paramilitarismo

Source
Posted
Originally published
Origin
View original
Seg=FAn investigadores de una ONG, Colombia encara el riesgo de una nueva oleada de paramilitarismo o una nueva generación de bandas armadas que esta vez no tendría un mando nacional como su predecesora, pero podrá ser igual de violenta.

"Lo que se vislumbra es una nueva oleada paramilitar, se podrán constituir en fuerzas regionales, sin mando unificado nacional... ya los vemos con las Águilas Negras" o grupos integrados por ex miembros de bandas paramilitares ya desmovilizados que se han reagrupado, dijo Ariel Ávila, coordinador del observatorio de dinámicas del conflicto armado de la Fundación Nuevo Arco Iris.

En 249 municipios, de los 1.098 del país, act=FAan al menos 72 distintos grupos armados que cuentan con por lo menos 10.000 hombres en armas, siendo 2.000 de ellos desmovilizados de bandas paramilitares y el resto nuevos reclutados, incluyendo desertores de las Farc, dijo Ávila.

Esa nueva oleada de paramilitarismo se explica porque el proceso implantado por el Gobierno del presidente Álvaro Uribe en 2003 para desmovilizar a unos 30.000 combatientes, no abarcó problemas como los cultivos ilícitos o el tráfico de drogas, una de las fuentes de financiación de esas bandas ilegales, explicó el investigador.

Desde el paramilitarismo "se entregaron las armas, pero no las rutas" para traficar la droga, agregó el analista, para quien no todos los desmovilizados entregaron la totalidad del armamento.

El gobierno negoció a comienzos de década el desmantelamiento de las llamadas Auc, que aglutinaba 90 bloques paramilitares del país y tenía un mando nacional. Pero en la actualidad. "tenemos grupos que suman un tercio de los desmovilizados", agregó Ávila, quien presentará próximamente un informe producto de año y medio de investigaciones sobre las dinámicas recientes del conflicto armado.

El Gobierno de Uribe mantiene que desmontó el paramilitarismo y que grupos como las Águilas Negras, que act=FAan en distintas zonas del país bajo mando incierto, son narcotraficantes y delincuentes sin objetivos políticos ni inspiración antiguerrillera, como tuvieron algunos líderes de las Auc fallecidos o en la cárcel.

Entre otras conclusiones de ese análisis, dijo Ávila, está que las Farc mantienen algunas alianzas, en ciertas zonas del país, con sectores de esas nuevas bandas armadas.

"Las alianzas son tácticas, ya que son momentáneas...no existe en principio una disputa de territorio", dijo Ávila en un resumen de su investigación. "No son alianzas de patrullaje conjunto, entrenamiento conjunto de tropas ni de combates ante la fuerza p=FAblica", dijo.

Los pactos "se refieren al tráfico de hoja de coca y abastecimiento para los grupos armados" indicó.