Colombia

En Bucaramanga se abren las puertas del primer Centro Intégrate del país para la integración de población migrante y de acogida

  • El día de hoy se llevó a cabo la apertura del primer Centro Intégrate en Bucaramanga. Este será el primero de nueve Centros que se abrirán en el país y será liderado por la Alcaldía

  • Los Centros Intégrate son una estrategia de la Gerencia de Fronteras de Presidencia que articula el trabajo del Gobierno Nacional, los gobiernos locales y la cooperación internacional liderada por USAID

  • Los Centros Intégrate tienen como objetivo concentrar y facilitar el acceso a la oferta de servicios institucionales, para las personas migrantes y retornadas de Venezuela, así como para las comunidades que les acogen y promover un espacio de integración.

Bucaramanga, 17 de mayo de 2022. Este martes abrió sus puertas en Bucaramanga el primer Centro Intégrate del país, un lugar que se constituye en la puerta de entrada para que las personas migrantes, retornadas y comunidad de acogida encuentren las soluciones integrales a sus necesidades y avancen en su proceso de integración en la ciudad. El evento contó con la participación del alcalde de Bucaramanga, Juan Carlos Cárdenas; el Gerente de Fronteras, Lucas Gómez y Larry Sacks, director de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional – USAID, representantes de Organismos de Cooperación Internacional y la asistencia de representantes de la sociedad civil, población migrante y de acogida.

Los centros Intégrate responden a una estrategia nacional que resulta de un trabajo de articulación entre la Gerencia de Fronteras de Presidencia, la Cooperación Internacional, liderada por USAID, en asocio con la Organización Internacional para las Migraciones -OIM y los gobiernos locales. Esta nueva apuesta busca concentrar y facilitar el acceso a la oferta de servicios institucionales en un solo lugar y de manera gratuita. Igualmente se convertirá un espacio donde se promueva la integración entre la población migrante y las comunidades de acogida.

Este será el primero de nueve centros que se abrirán en todo el país, los cuales contarán con una oferta amplia de trámites, servicios, orientación y referenciación para apoyar los procesos de: regularización; identificación; acceso a Sisbén, salud, educación, orientación psicosocial y jurídica, así como orientación a mujeres y población LGBTIQ+; orientación para la empleabilidad y emprendimiento, entre otros.

Para el caso de Bucaramanga, el Centro Intégrate estará ubicado en el Centro Cultural del Oriente (Carrera 19 #No. 31 – 73) y será operado por la Alcaldía de Bucaramanga, entidad que bajo el liderazgo del señor alcalde, ha trabajado en esta iniciativa de manera decidida.

Lucas Gómez, gerente de Fronteras de la Presidencia de la República, explicó que los Centros Intégrate son la apuesta de mediano y largo plazo que materializa la política migratoria del Estado colombiano y recalcó que: “La integración socio económica es la única opción para el manejo de los flujos migratorios de una población que hemos entendido tiene vocación de permanencia. Debemos dar el paso definitivo del asistencialismo hacia procesos de integración que permitan que la migración sea como una oportunidad para el desarrollo de las ciudades que la acogen.”

Para Gómez, “Bucaramanga es un ejemplo porque acogió a las personas migrantes, pero es un ejemplo también porque tiene una administración y una ciudad que decidió darles dignidad a los migrantes”, indicó el funcionario.

El Centro INTÉGRATE de Bucaramanga favorecerá la articulación de las instituciones y organizaciones a nivel local relacionados con la integración de población migrante, retornada y la comunidad de acogida. El centro también facilitará consolidar una visión de ciudad en relación las necesidades y oportunidades de integración, superando la visión de atención humanitaria cuyos servicios se prestan en otros espacios.

Para Juan Carlos Cárdenas, alcalde de Bucaramanga, el Centro INTÉGRATE es una oportunidad para mejorar la atención y el acompañamiento que desde la administración municipal se brinda a la comunidad migrante. “Facilitará el acceso a los servicios y también la regularización de las personas migrantes. Desde la Alcaldía y con mi equipo de gobierno estamos comprometidos con impulsar procesos de integración como respuesta al fenómeno migratorio proveniente de Venezuela”, señaló el mandatario y agregó que “Los derechos humanos son universales y vamos a garantizarlos a todos. Vamos a hacer que nuestros hermanos venezolanos sientan a Bucaramanga como un territorio propio, no como un territorio de paso. Vamos a trabajar porque sientan que tienen derechos, pero también deberes y vamos a hacerlo juntos”.

Con los Centros INTÉGRATE se consolida la apuesta del Gobierno de Colombia, de la Cooperación Internacional y de las administraciones locales por la integración de la población migrante y retornada, con enfoque diferencial y con un propósito de cohesión social, que se vea reflejado en su encuentro con las comunidades de acogida.

Frente al apoyo de la Cooperación Internacional en la puesta en marcha de los Centros INTÉGRATE, Larry Sacks, director de USAID Colombia, señaló que “Junto con el Gobierno nacional nos preguntamos cómo tender puentes entre las personas que llegan a las ciudades y las autoridades locales. Por eso, abrimos el primer Centro Intégrate en Bucaramanga y posteriormente seguiremos con los Centros Intégrate en ocho ciudades más, todos con el objetivo de generar un futuro mejor, oportunidades y esperanzas para todos y todas. Con estos Centros Colombia mostrará al mundo una ruta efectiva para la integración”.

El director de USAID señaló también que es muy importante destacar el compromiso de la administración municipal en Bucaramanga. “Celebramos el compromiso de la Alcaldía y de las Organizaciones Sociales que trabajan por dignificar a las personas migrantes, aquí estamos juntos para sumar”.

Este proceso efectivo de integración, es un ejercicio que se construye desde lo local, desde la cotidianidad y se afianza en la medida en que las personas migrantes y retornadas van alcanzando niveles suficientes de solvencia económica, bienestar psicosocial, participación cívica, estabilidad social y entendimiento y tolerancia cultural en las comunidades de acogida; que les permiten lograr grados de autosuficiencia, empoderamiento, resiliencia, cohesión social y control de sus vidas, similares a los de la población local.