'El Niño', un fenómeno fuerte

Report
from Government of Colombia
Published on 05 Oct 2015 View Original

Temporada de lluvias de Octubre y Noviembre estará presente, pero de manera deficitaria.

Bogotá D.C. 5 de octubre de 2015 (IDEAM). El fenómeno de variabilidad climática El Niño, se ha venido fortaleciendo durante los últimos meses; alcanzando la categoría de Fenómeno Fuerte, lo cual continuará incidiendo en el clima del país, principalmente, con una disminución en la cantidad y frecuencia de las lluvias, cercana al 60%, para las regiones Andina y Caribe.

Según los análisis y observaciones recientes realizadas por el IDEAM, con base en los diferentes modelos de los centros internacionales de predicción climática, como la NOAA y el Instituto Internacional de Investigación para el Clima y la Sociedad (IRI), de Estados Unidos, se estima que El Niño continuará en lo que resta del año 2015 y se extenderá hasta el primer trimestre del 2016; en donde el fenómeno estará en su intensidad máxima y coincidirá con la temporada seca, o de menos lluvias, de comienzos de año.

Temporada de Lluvias

Históricamente en los meses de octubre, noviembre y mediados de diciembre, se presenta la segunda temporada de lluvias del año. Durante este tiempo, la cantidad y frecuencia de las precipitaciones es mayor en el territorio nacional y suelen estar acompañadas de tormentas y vendavales.

Sin embargo, El Niño impactará la temporada de lluvias, generando déficits que pueden ser superiores al 60%. Se debe aclarar, que la llegada de esta temporada de lluvias no indica la finalización o ausencia de El Niño.

Teniendo en cuenta estas condiciones, la segunda temporada de lluvias que está iniciando, debe ser un momento de preparación para las comunidades y comités de prevención, para la recolección de aguas lluvias y una adecuada gestión de los recursos hídricos, en especial los presentes en humedales y cuencas hídricas.

El IDEAM recomienda a la comunidad en general, al Sistema Nacional Ambiental, al Sistema Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres, a las autoridades nacionales, regionales y locales y a los sectores productivos, no bajar la guardia y continuar atentos a los comunicados que continuamente está emitiendo el Instituto y a mantener activas las acciones preventivas para reducir el impacto asociado a la influencia del fenómeno El Niño.