Colombia

El CICR recuerda la importancia de la labor humanitaria en medio de las manifestaciones

Format
News and Press Release
Source
Posted
Originally published
Origin
View original

Bogotá (CICR) – El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) está preocupado por el aumento de la violencia en diversas zonas de Colombia y las consecuencias humanitarias que ha generado esta realidad.

En las últimas dos semanas se han reportado más de cien afectaciones contra la Misión Médica en distintos lugares del país, entre las que se encuentran lesiones personales, amenazas y ataques contra el personal de salud, así como agresiones a vehículos sanitarios. Es particularmente preocupante la obstaculización al paso de ambulancias (que ya han ocasionado la pérdida de al menos una vida humana) y el bloqueo del tránsito de insumos médicos vitales.

Esta situación no solo resulta difícil para los trabajadores sanitarios que enfrentan serias limitaciones y riesgos para el desarrollo de su labor, especialmente en el contexto actual del tercer pico de la pandemia por COVID-19, sino también para las comunidades y pacientes que no pueden acceder a los servicios de salud.

Desde el CICR hacemos un llamado al respeto de la Misión Médica en toda circunstancia, a que se permita que el personal de salud lleve a cabo sus actividades para salvar vidas y que los insumos médicos vitales lleguen a donde se necesiten.

Asimismo, nos inquietan otras consecuencias humanitarias de la violencia existente y que tienen un impacto directo en la ciudadanía generadas por actos como homicidios, violencia sexual, desapariciones, amenazas, lesiones y abusos que han reportado distintos sectores del país en los últimos días. Estos hechos generan sufrimiento en muchas familias y una profunda herida en la sociedad que tomará tiempo para curar.

Como organización humanitaria, neutral, imparcial e independiente nos solidarizamos con las personas que sufren estas consecuencias humanitarias, sin distinción, y resaltamos la importancia y necesidad de respetar la integridad y dignidad de todas las personas en el escenario actual de movilización social.

El enfoque operacional del CICR, en Colombia, es en situaciones de conflicto armado y de violencia armada organizada, y en ese contexto específico brindamos asistencia y protección a las víctimas. Aun así, reconocemos que el principio de humanidad se extiende a todos los escenarios en donde existe sufrimiento, por eso hacemos un llamado a las instituciones y a la ciudadanía para que realicen un esfuerzo para prevenir la violencia y así reducir nuevas consecuencias humanitarias en el contexto actual.

Insistimos, además, en la importancia de respetar en toda circunstancia el emblema de la cruz roja. Este emblema es símbolo de protección y de acción humanitaria imparcial, neutral e independiente. Su uso está regulado en los Convenios de Ginebra de 1949 y sus Protocolos adicionales, que determinan los requisitos para su uso tanto en conflictos armados como en situaciones de violencia que no alcanzan dicho umbral, y en Colombia, a través de las leyes 142 de 1937 y 875 de 2004.

El emblema de la cruz roja no puede ser utilizado por organismos o personas que no estén autorizados a hacerlo. Su uso indebido puede poner en riesgo el transporte e infraestructura que busca proteger, junto con la vida del personal autorizado y de las personas y comunidades que requieren atención humanitaria. Además, de esto depende, en muchas ocasiones, que las ayudas lleguen a quienes más lo necesitan.

Tal como lo manifestamos en nuestro informe Retos Humanitarios 2021, entendemos que el mantenimiento y restablecimiento del orden público genera muchos retos. No obstante, recordamos a la fuerza pública su responsabilidad frente al cumplimiento de las normas y estándares sobre uso de la fuerza existentes en Colombia.