Colombia + 2 more

¿Confinados y Excluidos? Por qué el acceso a los servicios básicos para los migrantes es fundamental para nuestra respuesta y recuperación ante el COVID-19

Attachments

Informe del Laboratorio Mundial de la Migración de la Cruz Roja y la Media Luna Roja

Informe ejecutivo

Este informe fue elaborado por el recién establecido Laboratorio Mundial de la Migración de la Cruz Roja y la Media Luna Roja (CRMLR) y se basa en investigaciones realizadas por ocho Sociedades Nacionales de la CRMLR (Sociedades Nacionales): de Australia, Colombia, Egipto, Etiopía, Filipinas, Sudán, Suecia y el Reino Unido. El informe proporciona evidencia de los impactos directos e indirectos que la pandemia de COVID-19 y las medidas de política relacionadas han tenido en el acceso a servicios básicos, incluyendo vacunas, por parte de los migrantes.i Como red humanitaria mundial con presencia en 192 países, el Movimiento Internacional de la CRMLR (el Movimiento) aborda la migración desde una perspectiva puramente humanitaria. El Movimiento utiliza una descripción deliberadamente amplia de ‘migrante’ a fin de incluir a todas las personas que abandonan o que huyen de sus hogares en busca de seguridad o de mejores perspectivas, generalmente en el extranjero, y quienes podrían necesitar protección o asistencia humanitaria. Los actores de la CRMLR buscan responder a las necesidades humanitarias y abordar los riesgos y vulnerabilidades, pero sin buscar incentivar, desincentivar o impedir la migración. Como auxiliares de los Estados en el campo humanitario, las Sociedades Nacionales trabajan para atender las necesidades de protección y de asistencia de los migrantes a lo largo de sus trayectos, independientemente de su situación legal o migratoria y de acuerdo con los Principios Fundamentales del Movimiento.

Este informe se basa en las investigaciones existentes sobre los impactos del COVID-19 en la población migrante, brindando mayor información sobre las barreras comunes que impiden el acceso a servicios básicos en diferentes contextos migratorios, incluyendo para las personas en busca de asilo y los refugiados, los migrantes en los países de tránsito, los migrantes indígenas, los migrantes retornados y los migrantes que se quedan varados debido a la pandemia. También explora la medida en que los migrantes están siendo incluidos en las políticas y en los planes de vacunación contra el COVID-19 a nivel mundial.

La recolección y el análisis de los datos a nivel de país se realizó entre julio y diciembre de 2020, realizándose investigaciones documentales adicionales hasta principios de febrero de 2021. En total, más de 3,250 migrantes fueron encuestados y/o entrevistados y se conversó con más de 150 partes interesadas clave, incluyendo líderes comunitarios, autoridades locales, representantes del gobierno, organizaciones humanitarias y de desarrollo locales, nacionales e internacionales y personal y voluntarios de la CRMLR.ii Los hallazgos confirman que los migrantes siguen enfrentando consecuencias humanitarias significativas debido a la exacerbación de las barreras existentes a los servicios básicos y la evolución de nuevos desafíos durante la pandemia de COVID-19. Si bien no todos los hallazgos aplican de manera uniforme en todos los países examinados, y probablemente tampoco en todos los países fuera del ámbito de la investigación, las barreras clave identificadas durante la pandemia incluyen: exclusión basada en la situación legal; información inaccesible, tanto en cuanto a idioma como a canales de difusión; servicios insuficientes o no disponibles; barreras económicas; aplicación inconsistente de las leyes y políticas pertinentes; el miedo y preocupaciones relacionadas a salud y seguridad; falta de documentación pertinente; y exclusión digital.
Si bien el objetivo de las medidas de política relativas al COVID-19, incluyendo los confinamientos y las restricciones de movimiento, es mejorar los resultados de salud pública, estas han contribuido a impedir que los migrantes puedan satisfacer sus necesidades básicas y vivir con seguridad y dignidad.

Los impactos más significativos identificados en el informe incluyen: riesgos para la salud física; empeoramiento de las condiciones de salud mental; efectos económicos graves, específicamente un nivel abrumador de pérdida de empleos o de medios de vida; inseguridad alimentaria; y desafíos para acceder a alojamiento adecuado para mantenerse sanos y a salvo. Si bien las medidas políticas relacionadas con la pandemia también han afectado a comunidades más amplias, la evidencia confirma que los migrantes han experimentado impactos desproporcionados debido a las vulnerabilidades asociadas con las barreras al apoyo y las circunstancias bajo las cuales viajan. Los migrantes también corren el riesgo de sufrir un mayor estigma y discriminación y de quedar relegados en el despliegue de las vacunas COVID-19, lo que genera preocupaciones tanto a nivel de salud individual como de salud pública.