Colombia

Con dignificación y memoria, policías y militares víctimas del conflicto inciden en su reparación

Format
News and Press Release
Source
Posted
Originally published
Origin
View original

Miembros de las Fuerzas Armadas participan de la estrategia de Dignidad y Memoria, que por primera vez implementan la Unidad para las Víctimas y el Ministerio de Defensa, como proyecto piloto en Medellín, Ibagué, Corozal y Bogotá.

MEDELLÍN “Construir memoria es un aporte a la verdad”, “muy enriquecedor compartir nuestras historias como víctimas”, “vivimos experiencias dolorosas en el conflicto que ojalá no se repitan”. Con frases como estas 12 policías y militares víctimas de la violencia describieron su participación en la estrategia de Dignidad y Memoria (DIME), que por primera vez implementan la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas y el Ministerio de Defensa.

La estrategia hace parte de un proyecto que comenzó en las ciudades de Medellín, Ibagué, Corozal y Bogotá y benefició a grupos de uniformados con talleres sicosociales para su recuperación emocional, con aportes a la memoria histórica y capacitación sobre sus derechos. En la capital antioqueña participaron 12 integrantes de la Policía y el Ejército. Entre ellos el agente Francis Betancur, un sobreviviente que en 2009 resultó herido en un ataque en Huila, quien recuerda: “fui víctima de un atentado con explosivos de la guerrilla en Algeciras; allí fallecieron policías y fue una experiencia dolorosa”.

Tras el acto de cierre de la estrategia aseguró que “fue una experiencia enriquecedora, porque nos tienen en cuenta en estos procesos de reparación a nosotros y aprendimos que tenemos derecho a medidas de satisfacción y de no repetición”.

Con sus compañeros coincidió en la importancia de esta atención “para enfrentar esas situaciones dolorosas que nos ocurrieron en el conflicto, superarlas lo más que podamos y que se conozca lo que ocurrió como víctimas de este conflicto armado”.

Reconocimiento y memoria histórica Por su parte, el agente Moreno valoró la estrategia para la dignificación y el aporte a la memoria histórica, a la vez del reconocimiento del “sacrificio” de las víctimas pertenecientes a las Fuerzas Armadas, en cumplimiento de su misión legal de enfrentar a los grupos armados ilegales.

Él es uno de los seis sobrevivientes de una emboscada de la guerrilla de las FARC en Caquetá hace 7 años, en la que fueron asesinados 14 policías. “Varios de ellos recibieron tiros de gracia y sus cuerpos fueron incinerados y solo pudieron identificarlos con pruebas de ADN”, relató frente a sus compañeros mientras mostraba el dibujo que plasmó de ese fatal día en el taller de recuperación emocional.

A pesar del duelo por la pérdida de sus compañeros y amigos, se siente fortalecido y “en familia” para continuar su labor. Otro de los militares participantes manifestó que estos espacios los dignifican y ayudan para “ser contributivos para la sociedad a pesar de los problemas físicos y psicológicos que nos quedaron”.

Según Martha González, profesional de la Unidad para las Víctimas y coordinadora de la medida, con la estrategia “se reconoce a los miembros de las Fuerzas Armados como víctimas sujetas de reparación en su misión de defender a la sociedad, con mucho que aportar a la memoria del conflicto a partir de lo que sufrieron, reconociendo que son hechos victimizantes que no se deben repetir”.

La estrategia DIME también se hace como reconocimiento a su rol social y en la construcción de la paz.