Colombia

Colombia Semanal, 15 al 21 de junio de 2007

Format
Analysis
Source
Posted
Originally published
Resumen semanal de noticias sobre el conflicto armado y la construcción de paz

Escuela de Cultura de Paz de la UAB(1)

Rodrigo Granda, el dirigente de la guerrilla de las FARC excarcelado por solicitud del Presidente francés Nicolás Sarcozy, viaja a Cuba luego que las autoridades cubanas recibieran el pedido de acogerlo del Gobierno colombiano y del Secretariado de las FARC, para que desde allí pueda desarrollar actividades a favor de la paz, para lo cual contará con todas las garantías de seguridad y movilidad. Así lo anunció el Alto Comisionado para la Paz, Luis Carlos Restrepo. A su vez, Granda dice que su presencia en Cuba está motivada por razones de salud y no para ser gestor de paz, como lo ha difundido el Gobierno. Dice además que el acuerdo humanitario se deberá convenir en territorio colombiano, cuando sean desmilitarizados los municipios de Pradera y Florida y que Estados Unidos puede jugar un papel determinante si decide participar en la búsqueda del canje de los 56 prisioneros y secuestrados por las FARC por los presos de esta guerrilla en cárceles colombianas y de EEUU. También dice que Ingrid Betancourt no está muerta, que está bien de salud y que los operativos militares contra las FARC dificultan el envío de pruebas de supervivencia. Esta última aclaración va dirigida a la familia de la ex candidata presidencial, habida cuenta que su ex esposo expresara dudas de que Ingrid estuviera con vida. Caracol - Radio, RCN - Radio, El Nuevo Siglo 18 y 19/06/07.

El narcotraficante Fabio Ochoa Vasco, buscado con fines de extradición, destapa un nuevo escándalo que salpica el proceso de negociación del Gobierno con las AUC, así como la primera campaña presidencial del actual mandatario Álvaro Uribe Vélez. Ochoa afirma que al menos diez narcotraficantes fueron acogidos y protegidos por los jefes paramilitares en la zona de Ralito mientras se realizaban las conversaciones entre el Gobierno y los paramilitares de las AUC, que él contó con la protección de S. Mancuso y que fue testigo de las actividades de narcotráfico que realizaban Mancuso y otros jefes paramilitares, como también del ingreso al país y recibo por hombres de Mancuso de un lote de armas, en pleno proceso de paz, que no fue entregado el día de su desmovilización. También asegura que L. C. Restrepo, Comisionado de Paz, era conocedor de su presencia y la de otros narcos en Ralito. Afirma que en el 2001, en medio de una reunión de los jefes de las AUC a la que él asistió, se propuso reunir dinero para apoyar la candidatura de A. Uribe y que desde allí salieron tres maletas llenas de dólares para financiar la primera campaña. Dice además que Mancuso no ha dicho toda la verdad y que él esta dispuesto a contarles a las autoridades de EEUU todo lo que sabe sobre los nexos entre políticos, narcotraficantes y paramilitares. El Consejero Presidencial y gerente de las campañas del candidato A. Uribe, descalifica las versiones tachándolas como pugnas entre delincuentes. A su vez la oficina de prensa de la Casa de Nariño, expresa que el narcotraficante Ochoa Vasco nunca hizo parte de la mesa de diálogo en Ralito, que el Gobierno lo incluyó en la lista de los 12 narcotraficantes más buscados, que las directivas de la campaña presidencial pueden demostrar que jamás se solicitó, recibió o se utilizó dineros provenientes de narcotraficantes o paramilitares, y que el Gobierno le pide al Fiscal General de la Nación que investigue los hechos puntuales que Ochoa Vasco señala. Semana, Presidencia, Caracol - Radio, El Espectador, 18 - 21/06/07

(1) www.escolapau.org, kristian.herbol@uab.es