Colombia

Colombia: Las mujeres siguen siendo motor de la implementación del Acuerdo de Paz

Format
News and Press Release
Source
Posted
Originally published
Origin
View original
Mujeres y niños encienden velas que forman la palabra paz, en Mocoa, Colombia. © ACNUR/Ruben Salgado Escudero

La vicesecretaria general de la ONU subraya la importancia de empoderar a las mujeres colombianas para que continúen impulsando el proceso de paz en su país. En una visita virtual a Colombia, la número dos de Naciones Unidas afirma que la implementación del Acuerdo de Paz es crucial para combatir las desigualdades y considera que ayudaría a mitigar el impacto económico y social de la pandemia de COVID-19. Amina Mohammed conversó, entre otros, con el presidente del país y con mujeres participantes en proyectos respaldados por la ONU.

“El Acuerdo de Paz en Colombia representa una luz de esperanza para las mujeres”, dijo la vicesecretaria general de las Naciones Unidas al concluir este jueves una visita virtual de dos días a ese país en la que alternó con altos funcionarios del gobierno, incluido el presidente Iván Duque, y con mujeres integrantes de la sociedad civil.

Amina Mohammed explicó que la ONU eligió a Colombia para la primera “misión virtual” que realiza la Organización a la luz de las restricciones impuestas por la pandemia de COVID-19, por tratarse del primer país en lograr un Acuerdo de Paz con un amplio enfoque de género.

Recordó que la misión coincide con la celebración del 20 aniversario de la adopción de la resolución 1325 del Consejo de Seguridad, que pugna por aumentar la representación de la mujer en todos los niveles de toma de decisiones nacionales e internacionales y en los mecanismos para la prevención y solución de conflictos.

Para la vicesecretaria general, la implementación completa del Acuerdo de Paz puede ser clave para combatir las desigualdades y la pobreza que existen en Colombia y para promover el desarrollo y la inclusión social, además de que ayudaría a mitigar el impacto socioeconómico de la pandemia del coronavirus y permitiría una mejor recuperación.

El papel de las mujeres

“Es esencial crear oportunidades renovadas de desarrollo, mejorar la seguridad y hacer hincapié en la presencia del Estado en un país que sufrió por el conflicto y que ahora padece los efectos de la pandemia. Este es el momento de pensar en medidas para reconstruir mejor, para no dejar a nadie atrás y para alcanzar una paz sostenible”, enfatizó.

Y en esta enorme tarea, es vital el papel de las mujeres. “A cuatro años de la firma de Acuerdo Final de Paz en Colombia, las mujeres siguen siendo motor de su implementación”, dijo Amina Mohammed e insistió en que son ellas las que están en el centro de la construcción de la paz.

Esta visión fue reforzada por Sandra Moreno Orjuela, una mujer ex combatiente que ahora participa en proyectos de reincorporación a la vida civil y económica respaldados por la ONU.

Sandra, o Carolina, como la llamaban sus compañeros de las FARC-EP, habló con la vicesecretaria general durante su visita virtual a varias iniciativas de las agencias de Naciones Unidas en el municipio de Vista Hermosa en el departamento del Meta, en el centro del país.

En esa conversación, Sandra refirió que la cuestión de género “es transversal en todos los puntos del Acuerdo de Paz” y destacó el “importantísimo” papel de las mujeres en su implementación. “Las mujeres somos capaces, podemos, somos inteligentes, somos trabajadoras y echadas para adelante. Somos importantes porque exigimos igual que los hombres. Nuestro papel es fundamental en cualquier proceso”, apuntó y llamó a que se den garantías para la reincorporación a la vida civil.

Derechos humanos y búsqueda de la verdad

Los proyectos de la ONU que visitó la vicesecretaria en Colombia apoyan el empoderamiento y trabajo de las mujeres en el acceso a la justicia y la reintegración de los excombatientes de las FARC-EP.

Las beneficiarias le plantearon la necesidad de seguir facultando a las mujeres para vencer los obstáculos que dificultan la implementación del Acuerdo de Paz y abogaron por continuar la búsqueda de la verdad y la justicia en el caso de los desaparecidos durante el conflicto.

Amina Mohammed dialogó también con mujeres defensoras de los derechos humanos, quienes le expusieron el entorno de inseguridad en el que a menudo deben desempeñar su labor.

En este sentido, la alta funcionaria subrayó la importancia de mejorar las medidas de seguridad y protección de todas las mujeres y hombres frente a la violencia.

Compromiso con la paz

Duque agregó que sus conversaciones con Amina Mohammed abordaron también el compromiso de Colombia con la paz con legalidad y debatieron sobre “cómo se van a acelerar importantes recursos para los 170 municipios que hacen parte de la agenda de desarrollo con enfoque territorial y que traerán inversiones que se traducirán en empleos y oportunidades”.

El jefe de Estado informó que discutieron asimismo sobre temas de seguridad, ex combatientes, ex líderes de las FARC, “y por supuesto, también sobre la protección de líderes sociales”, al igual que sobre “la necesidad de combatir el narcotráfico, que es el combustible de los grupos armados ilegales que afectan a tantas comunidades”.

Amina Mohammed encomió el compromiso de Colombia con la promoción de la igualdad de género, con la implementación del Acuerdo de Paz y con el desarrollo sostenible, y refrendó el apoyo de la ONU a los programas de reducción de la desigualdad y la pobreza, el empoderamiento de las mujeres y el fomento de su participación activa y significativa en la consolidación de la paz con justicia.

En la misión virtual a Colombia, acompañaron a la subtitular de la ONU la directora ejecutiva de ONU Mujeres, Phumzile Mlambo-Ngcuka; la secretaria general adjunta para Asuntos Políticos y Consolidación de la Paz, Rosemary DiCarlo; y la representante especial sobre violencia sexual en los conflictos, Pamila Patten.