Colombia

Colombia: Informes especiales: Nariño, Putumayo y Panamá

En los =FAltimos meses en los departamentos de Nariño y Putumayo y lazona de frontera con Panamá han sido escenarios de una fase de intensificación del conflicto armado, en donde confluyen m=FAltiples dinámicas de la guerra; Codhes a partir de hoy presentará informes con el fin de llamar la atención de la opinion p=FAblcia sobre las expresiones regionales de la crisis humanitaria.
EMPEORA LA SITUACION DE SEGURIDAD EN NARIÑO

Intensificación del conflicto

En los =FAltimos meses el departamento de Nariño ha sido escenario de una fase de intensificación del conflicto armado, ya que en este departamento confluyen m=FAltiples dinámicas de la guerra y se dejan ver los efectos no buscados de políticas de seguridad aplicadas por el gobierno en el sur del país: traslado de cultivos de uso ilícito desde el departamento de Putumayo después de intensas fumigaciones iniciadas en el año 2000, guerra entre mafias del narcotráfico en un intento por controlar el negocio, alianzas m=FAltiples entre estas y otras redes de crimen organizado con grupos guerrilleros y paramilitares, ataques indiscriminados por parte de guerrilla y paramilitares que han cobrado innumerables víctimas entre la población civil, ataques a la infraestructura vial y energética de la región en medio de una ofensiva militar de la guerrilla contra la militarización y los operativos del Ejército en el marco del Plan Patriota. El paro armado decretado por las FARC en el departamento completa un panorama cada vez más complejo para la población civil.

Crisis humanitaria invisibilizada

Entre tanto, el gobierno nacional insiste en mostrar los éxitos de estas estrategias ante la opinión p=FAblica, sin que haya una información completa en los medios sobre lo que a diario está ocurriendo en este departamento. Algunos de los hechos más críticos ocurridos en los =FAltimos meses y que dan cuenta de una crisis humanitaria cada vez peor es la siembra de campos minados en las cabeceras municipales por parte de la guerrilla de las FARC y del ELN que no sólo impiden la libre movilización desde sus lugares de vivienda, configurando una situación de bloqueo, sino que además ha cobrado víctimas, incluido un menor de edad[1].

Adicionalmente, esta situación impone obstáculos a los retornos de población en situación de desplazamiento y requiere un plan especial del gobierno nacional en el departamento, con el fin de que se cumplan los estándares básicos de seguridad para estas personas que deciden regresar a sus lugares de origen.

De otro lado, son cada vez más frecuentes las denuncias sobre retenes ilegales por parte guerrillas y paramilitares en la vía que conduce de Pasto a Tumaco, que es una de las principales rutas de transporte de precursores químicos y droga que sale de Colombia por el corredor del Pacífico a Centro y Sur América. A pesar de la desmovilización de 677 miembros de las Autodefensas pertenecientes al Bloque Libertadores del Sur en julio del 2005, hoy es conocida la presencia de grupos armados ilegales reagrupados en el "Bloque Nueva Generación de Autodefensas" en las veredas del Municipio de Cumbitara (Curiaco, la Planada, Los Guabos, Guayabal).

Desplazamientos forzados

La población civil se ha visto obligada a desplazarse para proteger su vida. Sólo entre diciembre del 2005 y lo que va corrido del 2006 se han presentado desplazamientos masivos que afectaron aproximadamente a 800 personas en los municipios de Mosquera, Francisco Pizarro[2], Policarpa, El Rosario y Leiva.

Como consecuencia de intensos enfrentamientos entre paramilitares y guerrilleros el 19 de febrero en el sector rural del municipio de los Andes, 116 familias abandonaron sus lugares de residencia. Además se vieron afectadas por las acciones bélicas las escuelas de las veredas Cordilleras (esta quedó totalmente destruida), las de Quebrada Honda, Esmeralda, Palacio y Paraíso, en donde se han suspendido las actividades escolares.

Seg=FAn el Sistema Único de Registro (SUR) las cifras acumuladas de personas en situación de desplazamiento a corte del 31 de enero de 2006 ascienden a 37.427 en el departamento de Nariño, y seg=FAn CODHES esta cifra asciende a 79.436 personas. Organizaciones no gubernamentales del orden local calculan que a Pasto desde noviembre del 2005 han llegado aproximadamente 5 mil personas de otros municipios y de zonas rurales huyendo de la violencia.

Pero la crisis no para aquí. Los efectos del conflicto armado están afectando cada día más al vecino país de Ecuador y las dimensiones regionales de la situación humanitaria son cada vez más evidentes. Durante el 2005 aproximadamente mil personas cruzaron la frontera huyendo de los combates que entre el Ejército colombiano y las FARC se libraban en zona rural del municipio de Tumaco[3], algunas recibieron ayuda humanitaria de emergencia, otras regresaron a sus lugares de vivienda y otras seguramente decidieron permanecer en Ecuador.

La respuesta a esta situación por parte del gobierno ecuatoriano es el refuerzo militar en al frontera. En la Parroquia El Carmelo, ubicada en la provincia del Carchí, límite con Nariño, el ejército ecuatoriano decidió reforzar la presencia y está haciendo operaciones de reconocimiento del terreno por si se presentan ataques de grupos armados. Los pobladores han hecho saber su preocupación por los hechos registrados del lado colombiano, motivo por el cual insisten en la necesidad permanente del ejército de su país en la frontera. En la provincia del Carchi se vive una tensión permanente desde el mes de diciembre cuando iniciaron los combates entre el ejército colombiano y las FARC. Los puntos más sensibles son las parroquias El Chical, Maldonado y Tufiño, al noroeste de Carchi[4].

CODHES quiere llamar la atención de la comunidad internacional, organismos humanitarios y agencias de Naciones Unidas para que se agilicen respuestas urgentes que permitan atender la situación de población civil afectada por el conflicto (víctimas de minas, personas desplazadas, personas en situación de refugio, personas que quieren retornar, niños, niñas y jóvenes que habitan en las zonas rurales). Insistimos en que las soluciones a las causas estructurales del conflicto armado deben ser incorporadas como parte de las políticas de seguridad aplicadas en la región, para que estas realmente sean efectivas. Insistimos en la obligación de los grupos armados de respetar el Derecho Internacional Humanitario.

[1] Esta situación se ha presentado en el municipio de los Andes Sotomayor donde ha habido aproximadamente 15 personas afectadas por estos artefactos y otras tantas que han visto como muere su ganado y animales domésticos. Seg=FAn información de la Campaña contra Minas, estas son: María del Socorro Benavides 56 años, Miguel Angel Rojas 25 años, Segundo Rojas 31 años, José Alirio Caratar 25 años, José Reinci Caratar 21 años, José Luis Oviedo 11 años.

[2] En estos dos municipios el 4 de diciembre se presentó un desplazamiento masivo de 35 familias. Del 10 al 16 de enero se presentó el desplazamiento de 623 personas afrodescendientes pertenecientes al Consejo Comunitario ACAPA. Estas personas fueron atendidas por CICR y Acción Social de forma rápida.

[3] En desarrollo del operativo anti-narcóticos "El Nevado" se produjo el desplazamiento dentro y fuera del país de alrededor de mil personas, en su mayoría colonos y un ataque de helicópteros artillados que, seg=FAn el gobierno del Ecuador cruzaron la frontera y violaron la soberanía del vecino país.

[4] www.elcomercio.com. 350 militares recorren las vías ilegales de El Carmelo. 1/13/2006