Colombia

Colombia - Informe Flash MIRA Situación crónica de violencia armada en las comunidades afrodescendientes de Napipí, Amburibidó, Carrillo, Mesopotamia, Bocas de Opogadó (Bojayá, Chocó); Isla de los Rojas (Murindó, Antioquia) y San Ale 10-13/02/2021

Format
Situation Report
Source
Posted
Originally published
Origin
View original

Attachments

Las comunidades que habitan en zona rural de los municipios de Bojayá (Chocó), Murindó y Vigía del Fuerte (Antioquia), ubicadas sobre la cuenca del río Atrato -parte baja- y algunos de sus afluentes, principalmente los ríos Bojayá, Opogadó y Napipí, comprenden en su mayoría población afrodescendiente e indígena que ha sido históricamente víctima por situaciones enmarcadas en la violencia y el conflicto armado. Entre estas se destacan afectaciones como: restricciones en la movilidad, confinamientos, desplazamientos masivos e individuales, y otras afectaciones por eventos de origen natural como: inundaciones y vendavales, configurando en algunas ocasiones una doble afectación que se perpetúa de manera crónica. De aquí que, durante el periodo de aislamiento obligatorio en 2020, la ausencia de presencia institucional y de las organizaciones humanitarias propició el escenario para el fortalecimiento de las formas de control territorial por parte de Grupos Delincuenciales Organizados (GDO) y Grupos Armados Organizados (GAO), a través de amenazas, instalación de minas antipersonales –MAP-, reclutamiento forzado, uso y utilización de menores en economías ilegales, violencia sexual en menores, debilitamiento de las estructuras organizativas étnicas, restricciones a la movilidad, ocupación y uso de bienes civiles.

Desde COCOMACIA, que cubre los municipios de Medio Atrato, Bojayá, Murindó y Vigía del Fuerte, se solicitó el acompañamiento de los ELC Chocó y Antioquia para realizar una evaluación de necesidades MIRA en las comunidades afrodescendientes priorizadas de Mesopotamia, Napipí, Carrillo, Amburibidó, Bocas de Opogadó (Bojayá), Isla de los Rojas (Murindó) y San Alejandro (Vigía del Fuerte). Las comunidades de Carrillo y Amburibidó fueron desplazadas en el 2019 (45 personas, 22 familias), en Napipí y Mesopotamia se han venido presentando desplazamientos individuales desde el mismo año, incluso se informa que Napipí redujo su población de 1.100 personas a 815 y Mesopotamia de 400 a 90 personas aproximadamente, tanto por dinámicas de seguridad del contexto como por falta de oportunidades de desarrollo socioeconómico en sus comunidades. En relación con los desastres de origen natural, hay recurrencia cíclica de inundaciones y afectaciones en las comunidades visitadas por el desbordamiento del río Atrato y Napipí.

Tras la visita a las comunidades, se observaron graves afectaciones y necesidades en los sectores de: i) Protección, ii) Medios de vida y Seguridad Alimentaria iii) Salud, y otros hallazgos en Agua y Saneamiento Básico y Educación en emergencias. Para ambos departamentos, se hace esta priorización sectorial dada la prolongación y reiteración de hechos victimizantes y violaciones a los derechos humanos por parte de GAO/GDO, que no estarían siendo abiertamente denunciadas por la población debido al temor. La ocurrencia cíclica de doble afectación (eventos asociados a desastres naturales y violencia armada), impiden el ejercicio de las actividades económicas de las comunidades, sumado a los vacíos históricos relacionados con el acceso óptimo a servicios de salud especialmente en niños, niñas, jóvenes, mujeres, adultos mayores y personas con discapacidad.

UN Office for the Coordination of Humanitarian Affairs
To learn more about OCHA's activities, please visit https://www.unocha.org/.