Colombia

Colombia - Informe Flash MIRA Municipio Mocoa, Barrios: La Unión, San Miguel, San Fernando, Independencia, Progreso, Bolívar, José Homero, San Agustín, Laureles, La Floresta, el Carmen. Veredas Villa Nueva, San Isidro y Libano (Putumayo) (04/05/2017)

Format
Situation Report
Source
Posted
Originally published
Origin
View original

Attachments

En la madrugada del 1 de abril el desbordamiento de los ríos Mocoa, Sanguyaco y Mulato, seguido por una avalancha, afectó 28 barrios (información de Presidentes de Junta de Acción Comunal) y 7 veredas de la ciudad de Mocoa, capital departamental de Putumayo. Siete barrios quedaron totalmente destruidos. Al 5 de abril de 2017, se reportan 290 personas muertas, 332 personas heridas, y 1.518 familias incluidas en el Registro Único de Damnificados (RUD). Se conoce inicialmente de cinco albergues oficiales, sin embargo, habría alrededor de 16 puntos de concentración o albergues temporales los cuales están siendo apoyados por las Juntas de Acción Comunal y Cabildos Indígenas. La situación de mayor vulnerabilidad se registra en las familias y personas que se están quedando afuera de los albergues, en casa de familiares o amigos, o que han permanecido en sus barrios, en casas parcialmente destruidas y en situación de riesgo.
Hay hacinamiento en las casas receptoras. La mayoría de las familias en esta situación y las familias afectadas en la zona rural todavía no han recibido asistencia y desconocen la ruta para recibir atención.

A la fecha de elaboración de este informe, no se habían restablecido los servicios de electricidad y agua. El servicio educativo se encuentra suspendido afectando a 12.500 niños, niñas y adolescentes y 6 instituciones educativas estarían totalmente destruidas. Tres de las siete veredas afectadas no pudieron ser visitadas por el equipo debido a problemas de acceso (pérdida de carretera, lodo en la vía, piedras arrojadas por la avalancha). En la población de San Miguel se visitó en la escuela de Villa Rosa, donde están alojadas algunas de las familias de este barrio que quedó totalmente destruido.
Las entrevistas MIRA-Multi-Cluster Initial Rapid Assessment1 se realizaron en los barrios La Unión, San Miguel, San Fernando, Independencia, Progreso, Bolívar, José Homero, San Agustín, Laureles, La Floresta, el Carmen y en las veredas Villa Nueva, San Isidro y Líbano, para un total de 179 personas encuestadas aproximadamente (112 mujeres y 67 hombres) con el fin de evidenciar las necesidades humanitarias más críticas.

Los resultados de la encuesta MIRA arrojaron diferentes necesidades dependiendo de la zona (rural/urbana) y del grupo población (mujeres, niñez). De manera trasversal se destaca la necesidad de enfoque étnico en el manejo de albergue, registro y educación en emergencia. Los sectores identificados con mayor necesidad para la zona urbana son:

i) Agua, saneamiento básico e higiene: Muchas familias afectadas están surtiendo agua de arroyos, humedales, pequeños nacimientos y fuentes no aptas para consumo humano. Todavía no se ha restablecido el servicio de acueducto, no hay fecha determinada para reanudar el servicio. Se está distribuyendo agua por carrotanques pero no está llegando a las personas que no tienen un lugar de albergue fijo.

ii) Albergue (incluye familias en casas de familiares y amigos): Existen aproximadamente 16 albergues y puntos de concentración de los cuales solo cinco son oficiales. La dotación y las condiciones de los albergues informales son inadecuadas y no todos los albergues han tenido acceso a la ayuda. Las baterías sanitarias en los albergues son insuficientes para el número de personas y no hay espacio para la preparación, almacenamiento y manipulación de alimentos. Hay situaciones de preocupación en cuanto a la protección de niñas, niños, adolescentes y mujeres en los albergues. La UNGRD está preparando tres grandes albergues para trasladar a todas las personas que se encuentran en este momento en albergues formales y en puntos de concentración. Se necesita capacitación en gestión de alojamiento temporales, adecuación de infraestructura, enfoque de género y étnico para el manejo de los albergues. Se están llevando alimentos ya preparados a los albergues informales con posibles riesgos de intoxicación por inadecuada manipulación de los alimentos.
Las personas que permanecen en sus barrios o se están hospedando en casas de familiares, en su mayoría, no han recibido ayuda y se reportan casos de hacinamiento. Las mujeres de las familias receptoras están sobrecargadas en la atención a su núcleo familiar además de las personas que se están hospedando en sus casas.

iii) Seguridad alimentaria y nutrición con enfoque de recuperación temprana: Al momento ha llegado asistencia alimentaria al municipio, aunque el sistema de distribución no ha alcanzado todas las familias afectadas, en particular las que se encuentran fuera de los albergues. Es necesario pensar en la seguridad alimentaria cuando se acabe la ayuda de emergencia ya que muchas familias han perdido sus casas, enseres de cocina, y sus medios de vida que le permiten tener acceso a mercados y alimentos. Varias familias dependían de labores informales relacionadas con la plaza de mercado que también quedó destruida, así como de pequeños negocios en sus barrios que se perdieron en la avalancha. Se necesitan estrategias alternativas para el acceso a crédito de estas familias debido a la informalidad en la cual vivían. Se necesita gestionar condonación o restructuración de las deudas de las personas afectadas que tenían créditos y que ahora se encuentran en la imposibilidad de pagarlos.

UN Office for the Coordination of Humanitarian Affairs
To learn more about OCHA's activities, please visit https://www.unocha.org/.