Colombia

Colombia: Informe Flash MIRA Municipio Alto Baudó - Resguardo Indígena Catrú, Dubaza y Ankosó (Chocó) Desplazamiento masivo y confinamiento en comunidades indígenas Embera, 26/05/2014

Format
Situation Report
Sources
Posted
Originally published
Origin
View original

Attachments

Desde el 10 de mayo de 2014, cerca de 2.800 habitantes de 22 comunidades indígenas pertenecientes al resguardo Catrú, Dubaza y Ankosó de la etnia indígena Embera Dóvida -en zona rural del municipio de Alto Baudó (Chocó)-, se desplazaron por la presencia y presión de miembros del ELN y el grupo armado post-desmovilización Alianza de Autodefensas Gaitaniastas. Aunque no se pudo confirmar la ocurrencia de enfrentamientos armados, se ha reportado que miembros del grupo armado post-desmovilización retuvieron temporalmente a algunos habitantes de las comunidades, situación que ocasionó el desplazamiento. Se teme la posible contaminación por explosivos en el territorio, tras la muerte de un adulto mayor el 19 de mayo a causa de un artefacto explosivo improvisado. La población también manifiesta preocupación por posibles enfrentamientos entre los actores armados o retaliaciones en su contra.
La mayoría de la población desplazada se alberga en condiciones de hacinamiento en casas de familiares en el centro poblado Santa Catalina de Catrú1 , otros grupos se desplazaron hacia la comunidad de Puerto Echeverry y a Puerto Meluk (cabecera municipal de Medio Baudó). Adicionalmente, varias familias que se encontraban confinadas en zonas aledañas al río Dubaza, han arribado durante los últimos días a Santa Catalia de Catrú.
Las limitaciones de acceso y comunicación en la zona, por condiciones físicas y de seguridad, dificultaron la respuesta oportuna a la emergencia. Instituciones y organizaciones internacionales adelantaron acciones de respuesta: el CICR entregó kits de aseo y alimentación para 2.794 personas con duración de un mes y realizaron acciones en agua y saneamiento básico; UNICEF entregó 10 kits para voluntarios de la estrategia Retorno a la alegría; un equipo de funcionarios de la Gobernación del Chocó realizó jornadas de salud y atención psicosocial; la Defensoría del Pueblo y las Personerías de Alto Baudó, Itsmina, Sipí, Río Iró y Medio San Juan, apoyaron la toma de declaraciones; la UARIV ingresó a la zona el 23 de mayo y entregó 1.800 kits de albergue y cocina; también hicieron presencia y acompañamiento organizaciones indígenas, las Diócesis de Quibdó e Istmina y el Foro Interétnico Solidaridad Chocó FISCH (organización financiada por Diakonia y la Embajada de Suecia).
Miembros del Equipo Humanitario Local Chocó realizaron una evaluación de necesidades humanitarias aplicando la metdología MIRA2 , para identificar las necesidades de la población desplazada y receptora. Se evidenciaron necesidades humanitarias urgentes en los sectores: 1)
Agua y saneamiento: la población desplazada permanece sin acceso a agua segura y expuestas a enfermedades causadas por deficiencias en el saneamiento básico; 2) Salud: Se requiere diagnóstico y tratamiento de posibles enferemedades causadas por las conidicones de hacinamiento y falta de acceso a agua segura y saneamiento. Se evidencia afectación psicosocial; 3) Albergue: Las comunidades permanecen en deficientes condiciones de albergue y se presenta hacinamiento. Adicionalmente se requieren acciones de educación en emergencias, apoyo psicosocial y pedagógico, y la reactivación de clases; también como mecanismo de protección de la población infantil.

UN Office for the Coordination of Humanitarian Affairs
To learn more about OCHA's activities, please visit https://www.unocha.org/.