Colombia + 2 more

Colombia: iMMAP/DFS COVID-19: Análisis de la situación, 20 septiembre - 20 octubre 2020

Format
Analysis
Source
Posted
Originally published
Origin
View original

Attachments

1. Resumen ejecutivo / Principales hallazgos

  • Contexto - Economía: El PIB en Colombia se redujo en el segundo trimestre de 2020 un 15,7% respecto al año anterior, cifra que desde 1999 no presentaba un valor negativo. Se espera un aumento del índice de desigualdad de Gini de en torno al 5% para finales de año, y mientras baja la inflación el peso colombiano se devalúa hasta llegar a los 3.881 pesos por dólar. Los indicadores financieros sugieren un aumento de la morosidad de empresas y hogares, con un desempleo descendiendo ligeramente del 16,4% al 15,8% y que continúa una tendencia decreciente desde que alcanzara el 21% en mayo, aunque sigue afectando enormemente a la economía informal del país y a las clases más vulnerables.

  • Contexto - Seguridad: Los Grupos Armados Organizados (GAO) siguen haciendo presencia en aquellos territorios donde existen economías ilícitas y donde históricamente ha habido presencia de guerrillas o grupos paramilitares. Además, debido a la COVID-19, algunos de estos GAO sustituyen al Estado en algunas zonas remotas del país, ejerciendo controles y estableciendo restricciones al movimiento para, según afirman, detener la propagación del virus. Estos GAO siguen sembrando minas y dificultando el desminado del territorio colombiano y continúan provocando confinamientos y desplazamientos forzados, con un total de 20.224 personas desplazadas y 64.677 personas confinadas entre enero y septiembre. A raíz de la pandemia, la falta de ingresos en las familias y el cierre de escuelas favorecen la vinculación, el reclutamiento y el uso de niños, niñas y jóvenes por parte de GAO y grupos criminales, sumada a la creciente ola de asesinatos de líderes sociales.

  • Resumen de la epidemia: Al 31 de octubre el país se ubicaba en la posición número siete con el mayor número de casos confirmados por COVID-19 con 1.074.184, sólo superado por Estados Unidos, India, Brasil, Rusia y Argentina, todos ellos con más de un millón de contagiados desde el inicio de la pandemia. El número de fallecidos llega a 31.314 personas, lo que ubica al país en el número once del ranking global en cifras de defunciones. La tasa de mortalidad nacional es de 613,9 muertes por cada millón de habitantes, siendo Amazonas, Barranquilla, Bogotá y Caquetá los departamentos y ciudades más afectadas. El número de pruebas PCR realizadas llega a los 4.2 millones, mientras que las pruebas por antígenos llega a 808.677, actualmente la tasa de positividad es de un 25%. El grupo etario más afectado por la mortalidad de la COVID-19 es el de mayores de 60, especialmente el grupo entre los 70 y los 79 años, con una especial incidencia en mayores indígenas. Los hombres, con un 64,2% de las defunciones, son el sexo con más mortalidad por COVID-19. Se estima que el número de reproductivo efectivo (Rt) es de 1,14, de manera que una persona contagiada podría infectar a una persona susceptible.

  • Medidas de contención de la COVID-19: El Gobierno nacional mediante el Decreto 1374 del 19 de octubre de 2020, busca optimizar el Programa de Pruebas, Rastreo y Aislamiento Selectivo Sostenible - PRASS, para el monitoreo y seguimiento de casos y contactos de la COVID-19 en Colombia. Se hace seguimiento y rastreo de los contactos creando un centro de contacto, el cual es organizado por el gobierno y el entidades encargadas del aseguramiento en la salud. Adicionalmente, se mantienen las medidas de cierre de fronteras hasta el 1 de noviembre, lo cual afecta principalmente a los venezolanos que intentan regresar a sus país, se registró a 6 de octubre un total de 113.000 retornados por las fronteras terrestres de Norte de Santander, Arauca y La Guajira.

  • Información y comunicación: Tanto instituciones como organizaciones humanitarias y organismos internacionales han recurrido a las redes sociales para llegar e informar a la población acerca de las medidas contra la COVID-19. Precisamente las redes sociales ganan protagonismo entre la población a pesar de que se sigue recurriendo a los medios tradicionales. El desigual acceso a medios electrónicos y la desigual disponibilidad de conexión y cobertura en el país dificultan alcanzar a todas las personas a través de estas u otras campañas, y prueba de ello es que el 81% de los hogares afirman necesitar información acerca de la COVID-19, planteando asimismo dificultades sobre la manera de recabar información de estas poblaciones al no ser alcanzables de manera digital.

  • Acceso humanitario: Las medidas restrictivas adoptadas por el Gobierno, la comunidad y los grupos armados han impactado el acceso que tienen los actores humanitarios para llegar a la población en necesidad, tanto para su libre circulación o movimiento, como para el ingreso a las comunidades, algunas de estas con temor a nuevos focos de contagios y otras víctimas de un doble confinamiento impuesto de forma violenta. Los trabajadores y las organizaciones humanitarias han sido también víctimas de 242 ataques en lo que va de año, así como amenazas y otras agresiones en el marco de la pandemia por la COVID-19, lo que dificulta y obstaculiza el ejercicio de sus misiones.