Colombia

Colombia: Emergencia por COVID-19 en el departamento de Amazonas Flash Update No. 1 (05/06/2020)

Attachments

SITUACIÓN GENERAL

El impacto por la pandemia del COVID-19 en Colomba ha puesto al departamento en el primer lugar de afectación, por tener la mayor tasa de mortalidad por millón de habitantes en el país; respecto a la tasa de incidencia es una de las más altas en Latino América, ya que, de los 1.123 municipios en Colombia Leticia ocupa el primer puesto, y Puerto Nariño el tercer puesto1. Al 03 de junio, Amazonas reportaba 65 personas fallecidas y 1.898 casos confirmados, de los cuales 1.827 se corresponden a Leticia y 71 casos a Puerto Nariño, según datos del Instituto Nacional de Salud (INS). A esta situación se suma que, el hospital de su capital no tiene Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y sólo cuenta con 57 camas para atención de pacientes en hospitalización, y 12 camas con alternativas de estabilización para remisión a Bogotá. Adicionalmente, la Clínica Leticia cuenta con cinco camas para atender pacientes de cuidado intermedio.

En respuesta a la crítica situación, se realizó una primera evaluación rápida de necesidades (ERN) conjunta entre el Consorcio MIRE2 y la Oficina de coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) en la zona del Trapecio Amazónico, para identificar las necesidades, brechas y capacidades de respuesta desde los diferentes sectores para aliviar la emergencia en la que se encuentran los habitantes. Durante doce días se pudieron realizar diversos encuentros con la Institucionalidad a diferentes niveles (Gobernación, alcaldía, secretaría de salud departamental), así como visitas a diferentes comunidades afectadas por COVID-19, tanto a nivel urbano como rural. Las visitas a algunas zonas rurales a lo largo del río Amazonas pudieron evidenciar más de 21.000 personas con necesidades intersectoriales, pertenecientes a 51 comunidades; sin embargo, el casco urbano de Leticia también requiere intervención.

En respuesta a la crítica situación, se realizó una primera evaluación rápida de necesidades (ERN) conjunta entre el Consorcio MIRE y la Oficina de coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) en la zona del Trapecio Amazónico, para identificar las necesidades, brechas y capacidades de respuesta desde los diferentes sectores para aliviar la emergencia en la que se encuentran los habitantes. Durante doce días se pudieron realizar diversos encuentros con la Institucionalidad a diferentes niveles (Gobernación, alcaldía, secretaría de salud departamental), así como visitas a diferentes comunidades afectadas por COVID-19, tanto a nivel urbano como rural. Las visitas a algunas zonas rurales a lo largo del río Amazonas pudieron evidenciar más de 21.000 personas con necesidades intersectoriales, pertenecientes a 51 comunidades; sin embargo, el casco urbano de Leticia también requiere intervención.

La misión centro su atención en lugares identificados como críticos por casos COVID confirmados a nivel urbano de su capital como: la cárcel municipal, el hogar geriátrico San José, el ESE Hospital departamental San Rafael, los grandes centros de distribución y comercialización de alimentos como el Puerto de Mai y la plaza de mercado; así mismo, los barrios transfronterizos con mayor afectación como Victoria Regia, El Águila, Isla de la Fantasía entre otros. Igualmente se sostuvieron encuentros con el Cabildo indígena de Capiu que representa a cerca de 466 indígenas víctimas de desplazamientos por causas de conflicto armado interno y que también se encuentran en el casco urbano. A este Cabildo se suman dos más, Citacoy y Tigua que cuentan en sus organizaciones con 350 y 275 indígenas respectivamente, en la misma situación de vulnerabilidad. Es importante enmarcar que, la mayoría de esta población indígena desplazada cuenta con medidas por reparación colectiva y que tienen derecho como sujetos colectivos por haber sido víctimas de alguno de los eventos definidos en el artículo 151 de la Ley 1448 de 2011.

A nivel rural, se priorizó la evaluación en las comunidades indígenas del río Amazonas pertenecientes al municipio de Leticia, visitando Zaragoza, San Martín y Arará pertenecientes a las 19 comunidades que hacen parte de la organización indígena Acitam, y que congrega cerca de 10.024 personas. También se realizaron visitas al municipio de Puerto Nariño, el cual reporta al 04 de junio 42 casos confirmados de COVID y que congrega a 22 comunidades indígenas asociadas en la Organización indígena Aticoya, ubicadas también a lo largo del río con una población aproximada de 6.000 personas (1.592 familias).

Finalmente se realizaron visitas de evaluación a las comunidades indígenas de “Carretera“ ubicadas entre Leticia y Tarapacá. En esta se concentran 10 comunidades, nueve de ellas asociadas a la Organización indígena Azcaita con un aproximado de 5.763 personas con diferentes problemáticas y también con identificación de casos COVID confirmados.

El departamento cuenta con ocho áreas no municipalizadas a cargo de un corregidor que tienen complejidades logísticas para el acceso por las grandes distancias, y en esta misión de evaluación no se pudo llegar hasta estas áreas del departamento. La configuración geográfica de coexistencia de pueblos indígenas de diversas etnias con población colona y campesina, sumado a la precaria infraestructura de atención en diferentes sectores como salud y agua, saneamiento básico e higiene por poner un par de ejemplos, y a la insuficiente respuesta institucional (a pesar de los esfuerzos realizados por el gobierno nacional) para atender emergencias como la relacionada con el COVID-19, han puesto al Amazonas en una situación de crisis en cuanto a la respuesta se refiere. Adicionalmente, el gran flujo de personas moviéndose entre los tres países fronterizos, puede explicar el nivel de propagación del virus, además de dificultar las medidas de mitigación existentes.

Disclaimer

UN Office for the Coordination of Humanitarian Affairs
To learn more about OCHA's activities, please visit https://www.unocha.org/.