Colombia – Desplazamiento masivo y restricciones a la movilidad en el Litoral del San Juan (Chocó) Flash No. 1 (16/12/2015)

Al menos 121 indígenas (26 familias) de la etnia Wounaan se desplazaron el 10 de diciembre de la comunidad Taparalito - zona rural de Litoral del San Juan (Chocó)- hacia la cabecera municipal de Buenaventura (Valle del Cauca). La población ha recibido amenazas al parecer por miembros del ELN desde el 27 de noviembre, cuando ocurrió un homicidio dentro del poblado.

Adicionalmente, cerca de 767 habitantes (150 familias), de los cuales aproximadamente 460 son menores de edad, permanecen en el territorio en riesgo de desplazamiento y se han visto obligados a restringir su movilidad y las actividades de sustento diarias como pesca y agricultura.

Las familias desplazadas han llegado a Buenaventura paulatinamente y se alojan en casas de amigos/familiares en seis barrios del distrito. El Servicio Jesuita para los Refugiados (SJR) y la UARIV2 han visitado los alojamientos y manifiestan que se necesita con urgencia acceso a agua segura, saneamiento higiene y salud. El SJR ha identificado dos lactantes enfermos y cuatro mujeres gestantes. Entre el grupo de desplazados hay por lo menos 45 niños y niñas.

La Personería de Buenaventura comenzó el 11 de diciembre, la toma de declaraciones con las primeras familias, y se espera la consolidación del censo total. La UARIV, la Alcaldía y la Personería de Docordó realizaron una misión de reconocimiento a Taparalito y el 15 de diciembre se reunió el Comité de Justicia Transicional en Docordó para determinar las acciones de respuesta de la institucionalidad.

Hasta el momento, como parte de la respuesta del Comité Interinstitucional Humanitario de Buenaventura (CIH), el SJR entregó cuatro estufas industriales y sus respectivos cilindros de gas. La Alcaldía entregó cuatro estufas caseras y cilindros. Alianza por la Solidaridad entregó bonos de alimentación para una semana, mientras se hace efectiva la solicitud de subsidiaridad de la Alcaldía a la UARIV, que se estima para el 17 de diciembre.

ACNUR y la Defensoría del Pueblo visitaron Taparalito (Litoral del San Juan) el 9 de diciembre y confirmaron la situación de riesgo de la comunidad, las amenazas a líderes y la presencia de personas armadas no identificadas. La población que permanece en el territorio, como mecanismo de protección, realiza ollas comunitarias y actividades colectivas. ACNUR orientó a la comunidad sobre las rutas de atención e incidió con la Alcaldía de Docordó (cabecera del municipio Litoral de San Juan) para activar medidas de protección.

Miembros y observadores del CIH en coordinación con las autoridades locales, monitorean y responden a la emergencia de manera complementaria. Se mantienen flujos de información constantes para continuar complementando la respuesta en caso que sea necesario La situación de vulnerabilidad y riesgo de las comunidades del Litoral de San Juan se reporta desde 2014 por presencia de diversos grupos armados no estatales. El 29 de noviembre retornaron comunidades de la zona que llevaban cerca de un año desplazadas en el casco urbano de Buenaventura. Sin embargo, los líderes manifiestan que continúa el riesgo en el territorio. (Ver Informe MIRA Litoral del San Juan 15/03/26)

UN Office for the Coordination of Humanitarian Affairs:

To learn more about OCHA's activities, please visit http://unocha.org/.