Colombia

Colombia: Desplazados de Circasia serán empresarios

Con el apoyo del sector público y el privado, 26 familias que llegaron desplazadas a este municipio reciben hoy capacitación para montar, en menos de un año, una empresa de lácteos.
Se están preparando para fabricar seis productos, de los cuales 3 tendrán registro del Invima. Ya tienen venta asegurada con grandes almacenes de cadena.

A través de la Agencia Presidencial para la Acción Social y la Cooperación Internacional consiguieron la maquinaria y Fomipyme les dará 180 millones de pesos. La Corporación Actuar coordina el proyecto

Bogotá, Febrero 6 de 2006. Luego de vivir el desplazamiento forzado y verse obligados a empezar una nueva vida, 26 familias que llegaron a Circasia, en el Quindío, sueñan hoy con la posibilidad de tener su propia empresa de lácteos. Un sueño en el que los han apoyado el sector público y el privado.

La corporación Actuar, que promueve la creación de empresas en el departamento del Quindío, decidió apoyarlos y presentó ante Fomipyme el proyecto para que estas familias desplazadas montaran una empresa de lácteos. Fomipyme los escogió entre más de 40 empresas para apoyarlos con 180 millones pesos.

Por su parte, la Agencia Presidencial para la Acción Social y la Cooperación Internacional, gestionó para que una maquinaria que había sido donada al municipio de Circasia a través del antiguo Fondo para la Reconstrucción del Eje Cafetero -FOREC- pudiera ser utilizada por estas familias en la planta que les donará la alcaldía municipal.

Con este apoyo, las familias que se habían organizado a través de la Asociación de Desplazados de Circasia, Asodecir, desde hace dos meses están recibiendo capacitación en creación de empresas, asociatividad, proyecto de vida y transformación de lácteos.

La idea es que en menos de un año, ellos hayan creado su propia empresa adscrita a la Cámara de Comercio con su propio registro de marca y estén fabricando 6 productos de los cuales 3 tendrán registro del Invima. Parte de la comercialización ya está asegurada con Bienestar Familiar, y con grandes almacenes de Cadena.

Así, pasarán de ser reconocidos por el desplazamiento que les tocó vivir y serán parte del desarrollo de su región. Una experiencia donde el sector público y el privado se unieron para restablecer los derechos de esta población vulnerada.