Colombia + 1 more

Colombia: Condesa española se conmueve con la situación de refugiados en el Ecuador

Source
Posted
Originally published
Origin
View original
QUITO, Ecuador, 30 de octubre de 2008 (ACNUR) - La Condesa de Salvatierra en España, Señora Genoveva Casanova terminó esta semana su visita al ACNUR en el Ecuador. La señora Casanova es una colaboradora cercana de ACNUR y en años recientes ha visitado India y Nepal con esta agencia de la ONU.

Su interés en el Ecuador comenzó cuando se enteró que el Ecuador es el país con mayor n=FAmero de refugiados en América Latina, con una población total de refugiados de unos 130.000, de los cuales solamente 20.000 están registrados y documentados.

Durante su visita, la Condesa se reunió con refugiados en la ciudad de Quito y en varios poblados fronterizos cercanos a Colombia, país de origen de la mayoría de refugiados en este país andino.

"He quedado sorprendida con lo que he visto en el Ecuador" dijo Casanova al finalizar su visita. "He conocido personas extraordinarias que han pasado por dificultades enormes y que ahora se encuentran reanudando sus vidas en el Ecuador; así como también he encontrado a autoridades que me han explicado el compromiso de este país con los Derechos Humanos".

En Quito, la Condesa visitó el Centro de Información y Orientación (CINOR) administrador por HIAS, una agencia socia de ACNUR. En este centro, las personas refugiadas tienen acceso a sicólogos, trabajadores sociales, una bolsa de empleo, y abogados que brindan asesoría gratuita. Aquí también encontró a mujeres que le contaron sus historias de terror, violencia y discriminación.

Silvia huyó de Colombia luego de que un grupo armado irregular se tomara la finca donde ella vivía con sus hijos. Más de 40 hombres armados llegaron en la noche. Ella pudo hacer que su hija de 17 años escape sin ser vista. A su hijo de 20 años lo mandaron a comprar insumos y nunca más volvió. A Silvia la encadenaron y durante dos meses abusaron sexualmente de ella y la torturaron cruelmente, hasta que por milagro logró escapar y traer a su hija al Ecuador. "Historias como esta necesitan ser conocidas por una audiencia mayor para que se haga una diferencia y para fomentar la solidaridad", dijo Casanova.

La Condesa también viajó a Esmeraldas, en la costa norte del Ecuador donde ACNUR abrió una oficina a inicios del año. En esta provincia la Condesa quedó impresionada por las dificultades económicas y la pobreza que afecta a la población ecuatoriana y a los refugiados; y por la imperiosa necesidad de apoyar al desarrollo en esta zona en todos los frentes. El año anterior el Ecuador inició una estrategia llamada Plan Ecuador orientada a mejorar las condiciones de vida y a fomentar una cultura de paz en las provincias de la frontera norte.

Durante un evento para conmemorar el 63=BA aniversario de las Naciones Unidas en Quito, la Condesa tuvo la oportunidad de agradecer a la Ministra de Relaciones Exteriores, María Isabel Salvador, por el compromiso del Ecuador con los refugiados y con los Derechos Humanos. La señora Casanova continuará con sus esfuerzos para aumentar la visibilidad sobre la situación de las personas refugiadas en el mundo. Su esperanza es poder sensibilizar e involucrar al mayor n=FAmero de personas en el mundo "para ayudar a los refugiados, y para que todos hagamos nuestro mayor esfuerzo con el fin de evitar los actos violentos que provocan desplazamientos humanos y sufrimiento".

Por Xavier Orellana En Quito, Ecuador