Colombia

Colombia: Comité interinstitucional sigue atento al Bajo Cauca y la situación invernal en Antioqua

Source
Posted
Originally published
Gobernador viajó en la tarde del lunes de nuevo a la zona para seguir con la atención y evaluación de las acciones a seguir.

Definitivamente la tala indiscriminada de bosques para cultivos ilícitos es la gran causante de la tragedia en el Bajo Cauca.

La ola invernal deja en Antioquia unos 6 muertos, cinco desaparecidos y unas 500 familias afectadas.

El Gobernador de Antioquia, Aníbal Gaviria Correa presidió hoy en la mañana un nuevo consejo de emergencia en La Alpujarra, al final del cual viajó de nuevo al Bajo Cauca.

Detalló el mandatario que hay 250 derrumbes en toda la cuenca del río Tarazá, que al caer con piedras, lodo y palos, provocaron estas inundaciones y recordó que estamos trabajando con el Dapard, el Clopad, el gobierno nacional, la alcaldía, la Cruz Roja, Policía Antioquia, ejército y fuerza aérea, en el censo de los afectados y su atención, para dar el apoyo inicial y luego entrar a ver qué hacer con las viviendas y locales afectados.

Destacó el gobernador la relación que hay entre los deslizamientos y los cultivos ilícitos, dijo que se pudo ver desde el aire como muchos cultivos de coca se fueron al río, muchos campamentos para su cuidado fueron afectados también.

Calificó la situación como un desastre ecológico, humano y social, que nos debe cuestionar sobre el avance de los cultivos ilícitos y la tala indiscriminada de bosques, lo cual cayó al lecho del río, produjo su represamiento y luego la avalancha.

Llamó la atención a otros sectores del departamento y el país, donde también hay cultivos ilícitos, porque pueden suceder hechos como este y dijo que este es un campanazo de alerta, sobre el deterioro que produce la coca y los efectos letales que tienen. Recordó que la tragedia pudo ser peor, que la avalancha fue de enormes proporciones, pero cuatro kilómetros antes de Tarazá se detuvo en una llanura.

Enfatizó el mandatario, que ahora debemos concentrarnos en atender las familias damnificadas en el casco urbano y a lo largo del río Tarazá, pero debemos mirar a fondo la situación, porque la tragedia pudo haber sido peor.

Reiteró el mandatario que se han recuperado cinco cuerpos en la zona, hay una persona más desaparecida y se están evacuando a unas 12 familias indígenas que están en su resguardo aisladas, pero no les ocurrió nada.

"Vamos a seguir atendiendo la emergencia", dijo y precisó que "ya llegaron 10 toneladas de alimentos de parte del gobierno nacional a Montería y se distribuirán entre los damnificados."

Agregó además, que se haría un nuevo sobrevuelo en la tarde con el fin de mirar la situación en veredas como Popales, el resguardo indígena, Cañón de Iglesias, la Candelaria, la zona de La Viuda, que a su juicio, tendrían que ser objeto de reubicación, porque la zona quedó totalmente devastada por los derrumbes.

"Lo que debemos hacer", enfatizó el gobernador, "es sacar a estos campesinos de esa actividad". Y agregó que en la mañana habló con el ministro de agricultura, quien le dijo que había recursos para los afectados por el invierno y que se procederá acorde con los censos sobre el particular. Precisó que en Antioquia, se está haciendo ese censo, pero en lo inmediato, se están atendiendo las familias a través del comité interinstitucional conformado al efecto.

Detalló el gobernador que la ola invernal y los hechos sucedidos, dejan como saldo un muerto en Barbosa, tres más y un desaparecido en Puerto Valdivia, cinco muertos más y dos desaparecidos en Tarazá y además, reportó en Anorí la afectación de unas treinta familias sin desgracias personales. Resumiendo todo estamos hablando de más de 500 familias afectadas, de ellas unas 300 en el casco urbano de Tarazá, pero además en su zona rural, hay otras 200 familias afectadas.

Dijo que se ha definido con la alcaldía de Tarazá mantener un monitoreo constante de las lluvias en la zona, porque si hay nuevas lluvias habrá nuevas crecidas del río. Por eso se mantiene la alerta sobre el río y en la cabecera municipal.

Por su parte, el Director de Corantioquia, Luis Alfonso Escobar, dijo que se ha observado que un sector de unas 3 mil hectáreas de bosques naturales, una riqueza natural del departamento, ha sido afectado por los derrumbes, que han ocurrido por el uso indebido de esas zonas, ya que su tala para la siembra de coca ha deforestado el sector.

Llamó a las personas que se dedican a estos cultivos ilícitos para que respeten la naturaleza y destacó que se iniciará un plan de manejo en la zona afectada para iniciar su recuperación.

Hay que agregar finalmente que el helicóptero de la gobernación llevó un nuevo grupo de socorristas al Cañón de Iglesias, para atender a las comunidades que todavía están en la zona.