Colombia

Colombia: Chocó - Cauca - Nariño - Valle del Cauca - Estrategia de Respuesta Humanitaria Pacífico, Junio 2017 – Noviembre 2017

Format
Appeal
Source
Posted
Originally published
Origin
View original

Attachments

RESUMEN

La Región del Pacífico comprende los departamentos del Chocó, Valle del Cauca, Cauca, Nariño Históricamente la población de la región ha sufrido doble afectación por conflicto y desastres de origen natural, lo que incrementa su condición de riesgo y vulnerabilidad. En 2016, la confrontación entre grupos armados no estatales y la Fuerza Pública, así como el accionar de los grupos armados posdesmovilización (GAPD) derivó en graves consecuencias humanitarias entre las que se destacan los desplazamientos forzados, restricciones a la movilidad y al acceso a servicios básicos, amenazas, homicidios, reclutamiento, violencia sexual, entre otros. Las poblaciones indígenas y afrodescendientes, entre ellas mujeres, niños y niñas, siguen siendo las más afectadas por estos hechos.
Este escenario se ha mantenido en lo los primeros tres meses del año 2017, con alrededor de 20 emergencias en los departamentos focalizados.
Las autoridades locales y nacionales, los respectivos Equipos Locales de Coordinación (ELC) y diversas agencias y organizaciones internacionales, asi como el Comité Interinstitucional Humanitario de Buenaventura, han respondido a estas emergencias, pero las afectaciones a las poblaciones ya han desbordado la capacidad de respuesta. Por ello, desde el Equipo Humanitario País (EHP), el Grupo Intercluster (GiC) y el Coordinador Residente y Humanitario, se dio la iniciativa de construir una Estrategia de Respuesta para la zona del Pacífico, como una hoja de ruta para la visibilización y búsqueda de soluciones humanitarias.

Prioridades humanitarias

Los Equipos Locales de Coordinación de los 4 departamentos de la costa pacífica han identificado múltiples necesidades en la población afectada por las emergencias, y han resaltado la importancia de la incidencia de alto nivel en búsqueda del fortalecimiento institucional en prevención y una mejor preparación para la atención y respuesta a los desafíos humanitarios que enfrentan. En este contexto, se han identificado prioridades en los sectores de Salud, Protección, Seguridad Alimentaria y Nutrición, Agua,
Saneamiento Básico e Higiene, Albergue, Educación en Emergencia y Recuperación Temprana. Se considera un enfoque poblacional prioritario en mujeres, niños, niñas y población indígena y afro, siendo quiénes han sufrido mayor afectación y se encuentran en mayor vulnerabilidad frente a riesgos de protección y afectaciones varias.