Colombia

Colombia: Carta abierta - Respuesta al gobierno sobre la propuesta de dialogo

Source
Posted
Originally published
La aspiración de la mayoría de colombianos es la paz con justicia social, la democratización del país y un camino de transformaciones esenciales que garantice a todas sus gentes un futuro de bienestar y de oportunidades ciertas para ejercer su voluntad.

A lo largo de estos tres =FAltimos años, el actual gobierno ha aplicado una estrategia de guerra negando la existencia de un conflicto interno que tiene profundas raíces sociales, económicas y políticas.

El hecho que se haya adelantado una supuesta negociación con los paramilitares, principal instrumento estatal para el genocidio que se realiza en Colombia, no quiere decir que el actual gobierno tenga una vocación de paz, sino una política de favorecimiento a quienes por décadas produjeron los más aberrantes crímenes contra las gentes más humildes y desprotegidas de Colombia. En este sentido, el Gobierno tiene ante la historia el reto de demostrar que el poder no se usó para favorecer a los victimarios, mientras que las víctimas siguen siendo los olvidados de siempre y también los perseguidos por él.

Tener una real voluntad de paz, implica estar siempre del lado de los desprotegidos, pero este gobierno prioriza la promulgación de leyes que favorezcan a los victimarios y act=FAa con el olvido o la negligencia extrema para no solucionar el drama de los varios millones de desplazados y demás estragos que completan el universo dantesco que se ha llamado crisis humanitaria.

La negación del conflicto interno, la favorabilidad con los paramilitares y la negativa actitud para solucionar la crisis humanitaria evidencian ante el país y el mundo la no existencia real de una voluntad de paz de este gobierno, es por eso que el ELN, sabiendo que es una necesidad la b=FAsqueda de la paz, ha mirado con muchas reservas sus propuestas y por tanto valora difícil la posibilidad de abrir un proceso de diálogos en la actualidad.

Sabemos que amplios sectores de la nación están dispuestos a apoyar un proceso de paz donde sean tenidos en cuenta y no sean convidados de piedra, porque al igual que nosotros consideran que el país se saca del atolladero y se podrá reconstruir solamente con la participación de todos.

Resolver los interrogantes que hagan viable un proceso de paz no está en nuestras manos, pues para nosotros la paz no es la desmovilización y el desarme de la insurgencia, sino que ella se sustenta en la superación de las causas que nos condujeron a la guerra. Expresar lo que pensamos con claridad es la mejor contribución que hacemos a la exploración para construir un camino de paz.

COMANDO CENTRAL
EJéRCITO DE LIBERACIÓN NACIONAL
Montañas de Colombia
Julio 24 de 2005".