Colombia + 3 more

Centroamérica devastada y hambrienta tras Agatha

Format
News and Press Release
Source
Posted
Originally published
Origin
View original
Programa Mundial de Alimentos advierte sobre el posible agravamiento de la hambruna en Guatemala, país afectado por una larga sequía que el año pasado dejó cerca de 400 muertos. El Salvador y Honduras afinan el balance oficial de damnificados, muertos y daños estructurales en sus territorios tras el fenómeno climático.

Las agencias de Naciones Unidas (ONU) se preparan para proporcionar ayuda humanitaria a las decenas de miles de personas damnificadas por el devastador paso de la tormenta tropical Agatha por Centroamérica. Los balances oficiales registraban ayer 179 muertos (152 en Guatemala, 17 en Honduras y 10 en El Salvador), pero los socorristas todavía seguían buscando desaparecidos tras el paso de la primera tormenta de esta temporada.

Agatha destruyó o dañó más de 22 mil viviendas, por lo que más de 78 personas permanecen en albergues y las clases estaban suspendidas en las escuelas de los tres países, aunque el miércoles serían reanudadas en El Salvador y Honduras.

La mayor parte de víctimas y daños se registraron en Guatemala, donde la tormenta sacó a la luz, una vez más, la vulnerabilidad del país ante los fenómenos de la naturaleza.

Pese a que la tormenta también efectó gravemente a El Salvador y Honduras, el foco será direccionado a Guatemala. Esto, dado que el Programa Mundial de Alimentos (PMA) advirtió ayer que los efectos de Agatha y la erupción del volcán Pacaya agravarán la crisis alimentaria en un país donde el año pasado fallecieron 400 personas de inanición. En conjunto, ambos fenómenos dejaban ayer cerca de 153 muertos, 93 desaparecidos y miles de damnificados, seg=FAn el =FAltimo balance oficial.

A esto se suma la difícil situación de las familias afectadas por la sequía de las =FAltimas décadas, que procovó la muerte de centenares de guatemaltecos, en su mayoría campesinos pobres que sufrieron la destrucción de sus cultivos, en especial maíz y porotos.

En este país, seg=FAn la ONU, el 48% de los menores de cinco años padecen de desnutrición crónica, uno de los índices más altos del mundo y el primero de Latinoamérica. Además, el 51% de los 13 millones de habitantes vive en la pobreza y el 15% en extrema pobreza. "Las limitadas fuentes de empleo y un inicio irregular de la temporada de lluvias, que está poniendo en peligro la cosecha de los agricultores de subsistencia", son otros dos factores que agravan la crisis, explicó Willem van Milink, representante del PMA en Guatemala.

La agencia asiste con sus proyectos a unas 30 mil familias afectadas en las diferentes regiones del país. Sin embargo, la falta de financiamiento limita las acciones de respuesta a estas emergencias.

RECUPERACIÓN

De momento, el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) ha destinado 50 mil dólares para financiar la evaluación de las necesidades de los afectados y diseñar una estrategia adecuada para iniciar la recuperación de los daños causados por las lluvias torrenciales.

Por otra parte, el PMA pidió 500 mil dólares para proporcionar asistencia urgente a 10 mil personas durante 15 días, con lo que se espera complementar la ayuda enviada por los gobiernos de las región a las zonas afectadas. Al mismo tiempo, la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de los Asuntos Humanitarios (OCHA) puso en alerta a un equipo de especialistas en evaluación y coordinación de desastres en caso de que sea necesario su despliegue.

La Unión Europea (UE), en tanto, destinó ayer 3,6 millones de dólares en ayuda humanitaria para los tres países afectados por Agatha.

También han ofrecido ayuda el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco Centroamericano de Integración Económica y la Federación Internacional de la Cruz Roja.

Paralelamente, el inicio de la temporada de lluvias ya deja 18 muertos, 91 heridos, cuatro desaparecidos y 90.027 damnificados en Colombia.