Colombia

Cascos de vida para el desarrollo territorial

Format
News and Press Release
Source
Posted
Originally published
Origin
View original

Los héroes del campo necesitan estar protegidos

En las zonas rurales de Colombia, la siembra y cosecha no se detiene. A pesar de la crisis generada por el COVID-19, los campesinos siguen adelante con la misión de proveer alimentos a la ciudad y, con ello, asegurar la sostenibilidad económica de sus familias y comunidades.

Para garantizar la protección de quienes trabajan la tierra, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo- PNUD en conjunto con diversos aliados, ha desplegado una serie de medidas de bioseguridad para que el desarrollo rural del país siga adelante.

En Tolima, Cauca y Bolívar, el proyecto Desarrollo Económico Incluyente Rural que lideran la Agencia de Cooperación Internacional de Corea- KOICA, el Ministerio de Agricultura con el apoyo técnico del PNUD entregó 1.000 Cascos de Vida a productores de aguacate, limón, ñame y cacao.

La medida de bioseguridad que fue suministrada de manera gratuita a las personas encargadas de la administración, gestión y comercialización en las organizaciones, se traduce en bienestar y tranquilidad para seguir adelante con su labor.

Estos Cascos de Vida se derivan de la alianza entre el PNUD, la Presidencia de la República, la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia-ANDI, la Universidad Ean y Makers Colombia con la que se busca proteger a las personas del COVID- 19 y aminorar las consecuencias que vienen por cuenta de la desaceleración económica en las personas más vulnerables.

Los Cascos de Vida fueron el resultado de un concurso que unió a distintos actores en torno a soluciones innovadoras para ser frente al COVID. El producto integra el liderazgo del Gobierno Nacional, la cooperación internacional, la inteligencia colectiva de los creadores, el rigor científico de la academia así como el conocimiento y la capacidad de escalabilidad que ofrece la industria.

Germán Delgado, vicepresidente de la Asociación Frutos del Campo en Popayán, Cauca es una de las personas que hoy cuenta con un Casco de Vida como medida de protección.

La asociación, de la que hacen parte 25 familias, se dedica a la producción de aguacate hass para la comercialización en el mercado local, nacional e internacional.

“Nos parece excelente contar con este casco porque con la pandemia es necesario protegernos. Al campo muchas veces no llegan este tipo de protecciones, pero ahora que los tenemos, los vamos a usar cuando tengamos que salir a la ciudad o hacer reuniones con varias personas”, afirma Germán quien, a través de la asociación, ha logrado exportar aguacate a Argentina.

PROTOCOLOS DE BIOSEGURIDAD ACTIVADOS

De acuerdo con Germán, los campesinos tienen interiorizado un protocolo de bioseguridad en sus labores diarias*. “ Tenemos un proceso de desinfección con alcohol y gel, todos debemos lavarnos con jabón ante de entrar a las fincas”*, afirma.

Frutos del Campo es una de las 8 organizaciones del departamento del Cauca vinculadas al Proyecto Desarrollo Económico Incluyente Rural. Durante los 4 años de implementación del proyecto, la asociación se ha fortalecido organizativamente mediante la creación de diferentes comités de apoyo, en los que hombres, jóvenes y mujeres rurales participan activamente en la toma de decisiones.

Desde el enfoque productivo, el acompañamiento técnico se ha traducido en mejoras en los volúmenes de producción, así como en la calidad del producto**. En 2019, la organización produjo 62.9 toneladas de aguacate en un total de 15 hectáreas, con una productividad de 4.4 toneladas por hectárea y el 67% de la cosecha correspondió a productos de primera calidad, tipo exportación**. Así mismo, buena parte de los asociados cuenten con el registro de predio exportador que les permite vender su cosecha en el exterior.

“Además de que nos dan apoyo económico a través de la inversión en insumos, fertilizantes , maquinarias, reservorios y sistemas de riego para las épocas de sequía, tenemos apoyo técnico para mejorar la producción”, afirma Germán, quien al igual que sus compañeros resalta los beneficios de exportar de manera conjunta y no idendependientemente como se hacía antes.

MEDIDAS DE PROTECCIÓN PARA LA PRODUCCIÓN DE CACAO

“Estamos muy agradecidos con estas caretas porque sabemos que tenemos que cuidarnos. Yo hago mucho énfasis que todo el que venga a la finca tiene que estar protegido. Si vamos a hacer reuniones les pido que usen la careta y debajo el tapaboca para que entre todos acabemos con el virus, yo me cuido pero los demás también me cuidan a mí”, afirma Carmenza Martínez, una de las participantes de la Asociación Agroecológica de Productores de Cacao, Musáceas y otros productos - AGROCAMUS de Palocabildo, Tolima.

Ella y los 30 agricultores que hacen parte de la asociación cuentan con un Casco de Vida para seguir adelante con la producción, transformación y comercialización de aproximadamente 20.000 kg de cacao al año.

Carmenza Martínez, de 62 años de edad, trabaja junto a su esposo en la siembra y transformación de cacao bajo procesos de agricultura limpia. A través del Proyecto de Desarrollo Económico Incluyente Rural, ella y los demás asociados han recibido fortalecimiento técnico socio empresarial y comercial para el manejo del cultivo de cacao, la instalación de infraestructura para mejorar la calidad del grano de cacao con fines de exportación, entrega de herramientas y equipos para el manejo del cultivo, entrega de plantas para aumentar áreas de siembra y articulación con otras 4 asociaciones productoras de cacao para crear la cooperativa Riqueza Ancestral y así exportar productos transformados de manera conjunta.

EN CATATUMBO LOS PDETS AVANZAN

En los municipios de San Calixto, Hacarí y El Carmen en la región del Catatumbo, 112 familias cosntruyen reservorios de agua para impulsar sus cultivos de fríjol y cebolla. Ellos hacen parte de la Asociación de Productores de Balsamina – Asoprobalsamina; la Asociación de Productores Agropecuarios del Municipio de San Calixto – Producagropesanca; la Asociación de Agricultores del Corregimiento de Laureles Municipio de Hacarí Norte de Santander – Agrolaureles y la Asociación de Productores de Cebolla de Maracaibo (Asprocema).

Se trata de la instalación de geomenbranas para la impermeabilización de 111 reservorios que permitirá mitigar el riesgo agroclimático y seguir adelante con sus cosechas . La actividad se está desarrollando siguiendo todos los protocolos de bioseguridad y el uso de los Cascos de Vida.

Las obras se desarrollan en el marco del Programa de Desarrollo con Enfoque Territorial con el apoyo del Fondo Multidonante de las Naciones Unidas para el Posconflicto en Colombia, la Agencia para la Renovación del Territorio, el PNUD y las alcaldías locales.

EMPREDORES DE LA RUTA NARANJA, ADELANTE

Marlén Guarnizo es una de las participantes de la Ruta de Emprendimiento Naranja de Innpulsa Colombia y el PNUD. Ella es la fundadora y propietaria de Tierra Brava "Cerveza Artesanal", un emprendimiento que, desde 2016, fabrica cervezas dorada, negra y roja para los mituseños.

Gracias al acompañamiento de la Ruta, Marlén cuenta con un Casco de Vida para seguir adelante con la producción de 200 litros mensuales de cerveza.

“Ser parte de este proyecto ha sido una experiencia muy postiva. Nos enseñaron cómo ser mejores emprendedores, nos dieron capacitaciones en negocios circulares, nos ayudaron a crear nuestro logo y y nos han entregaron quipos para incorporarle tecnología e innovación al negocio”, afirma Marlén quien sueña con crecer sus ventas en el mercado local y tener su local propio.