Colombia

Caquetá mostró sus avances frente a la inclusión social y económica de desmovilizados

Source
Posted
Originally published
Origin
View original

Se trató del evento La reintegración en Florencia: prácticas empresariales y sociales que construyen paz, a través del cual se mostraron los avances que ha dado la región frente al ejercicio de inclusión de personas desmovilizadas en proceso de reintegración, especialmente en lo relacionado con la generación de empleos, la sostenibilidad económica, la creación de negocios propios, la formación para el trabajo y el ejercicio de acciones de servicio social y comunitario para propiciar escenarios de reconciliación.

Actualmente en el país hay 57.069 personas desmovilizadas. 2.206 se encuentran en el Caquetá y de ellas un total de 507 están activas en el proceso de reintegración liderado por el Gobierno. “Uno de nuestros retos es generar oportunidades que les permitan a esas personas la sostenibilidad económica desde la legalidad y que a la vez puedan llevar una vida sin discriminación ni estigmatización”, afirmó Joshua Mitrotti, Director General de la Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR).

En el evento estuvieron presentes representantes de importantes sectores económicos de la región, como Fernanda Bonilla, Coordinadora del Servicio Público de Empleo del SENA; Eduardo Moya Contreras, Presidente Ejecutivo de la Cámara de Comercio de Florencia, y Miguel Ángel Claros Correa, Director Ejecutivo de la Fundación Picachos. Esta actividad contó con el apoyo de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

La instalación del encuentro estuvo a cargo del Secretario de Gobierno Departamental, Hugo Alejandro Rincón; del Gerente Municipal de Desarrollo Humano de Florencia, Ferney Ortiz Molina, y del asesor de la Dirección Programática de Reintegración de la ACR, Lucas Uribe.

También se presentaron los avances en materia de inclusión social, especialmente lo relacionado con aquellas acciones de trabajo comunitario no remunerado que emprenden las personas en proceso de reintegración. “440 personas que dejaron las armas en el Caquetá han realizado sus ochenta horas de servicio social, beneficiando a comunidades vulnerables, lo cual ha permitido generar mayores espacios para la reconciliación y establecer alianzas con miras a la construcción de paz desde los territorios”, afirmó Alejandro Guidi, Jefe de Misión de la OIM Colombia.

Algunas organizaciones beneficiadas con estas acciones estuvieron presentes en el evento. Por ejemplo, el Centro de Bienestar del Anciano, la Secretaría del Medio Ambiente de Florencia, la Institución Educativa Jorge Eliecer Gaitán, el Museo de Arte del Caquetá, el Fondo Mixto Artesanal y la Biblioteca Pública Municipal de Florencia.

Otro de los ejes centrales del evento fue la reconciliación. Lucero Vargas, Coordinadora Nacional de los Centros para la Reconciliación, ofreció una conferencia donde se analizó el rol de la sostenibilidad económica y de la inclusión social de los excombatientes en la construcción de paz sostenible y la reconciliación. “La reconciliación será una tarea de todos. Más allá de las palabras, tendremos que ponernos en acción y ofrecer lo mejor que cada uno puede llegar a ser para construir la paz nacional” concluyó.