Colombia + 1 more

Briefing Regional, Valle del Cauca, enero - junio 2021

Format
Situation Report
Sources
Posted
Originally published
Origin
View original

Attachments

MENSAJES CLAVE

  • Desde el 2020 en el Valle del Cauca se evidencia un escalonamiento de la violencia debido a la presencia de nuevos grupos armados organizados (GAO) y grupos delictivos organizados (GDO)8 que se disputan el control territorial, lo que ha generado un incremento en el desplazamiento forzado durante el primer semestre de 2021 en comparación al año 20209, principalmente en el municipio de Buenaventura el cual ha sido históricamente afectado por hechos victimizantes, estos desplazamientos se han caracterizado por ser intraurbanos o intermunicipales causados por enfrentamientos, amenazas, reclutamiento, uso y utilización de niños, niñas y adolescentes en el conflicto armado y en economías ilegales. Durante este periodo se han visto afectadas comunidades Afrodescendientes y Comunidades Indígenas. La situación se agrava además porque los GAO y GDO producen terror en las comunidades y causan que éstas se desplacen a cascos urbanos o que no denuncien las situaciones ante las instituciones, invisibilizando las dinámicas de conflicto en el territorio. Durante los tres primeros meses del 2021, el municipio de Buenaventura se ha visto afectado por 3 emergencias de confinamiento y restricciones a la movilidad a las poblaciones afrodescendientes e indígenas la cual ha generado vulneración al acceso a la alimentación, salud, educación, agua y saneamiento a 3.792 personas.

  • La Defensoría del Pueblo emitió 6 alertas tempranas10 entre 2018 y 2021 que aún se mantienen activas para el departamento del Valle del Cauca en seis municipios (Buenaventura, Tuluá, Jamundí, Trujillo, y Bolívar,). Las alertas resaltan la consolidación y expansión de grupos armados no estatales, control de movilidad de la población dentro de los territorios por parte de dichos grupos, aumento de contaminación por Minas Antipersonal (MAP), Municiones Abandonadas sin Explotar (MSE), y los Artefactos Explosivos Improvisados (AEI) Todo esto ha generado desplazamientos forzados individuales y masivos, reclutamiento, uso y utilización de niños, niñas y adolescentes, imposición normas de conducta y/o pautas de comportamiento, confinamientos, violencia basada en género, amenazas, homicidios selectivos, enfrentamientos, desaparición forzada, y masacres.

  • Los defensores y defensoras de derechos humanos, autoridades étnicas, víctimas del conflicto armado, personas en proceso de reincorporación y líderes sociales y comunitarios se encuentran en un estado de vulnerabilidad ante las constantes amenazas y homicidios de los que han sido víctimas durante el primer semestre de 2021. Por tal razón, La Unidad Nacional de Protección (UNP), ha implementado durante 2021, al menos 209 medidas de protección individual a defensores y defensoras de DDHH en el Valle del Cauca. A pesar de ello, las amenazas y homicidios se intensificaron en el mes de mayo y junio durante el paro nacional. Según el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos se presentaron 19 homicidios a defensores y defensoras de Derechos Humanos durante el primer semestre del 202111. Así mismo según la Defensoría del Pueblo se han reportado12 asesinatos a líderes sociales en el departamento durante este primer semestre del 2021

UN Office for the Coordination of Humanitarian Affairs
To learn more about OCHA's activities, please visit https://www.unocha.org/.